En el segundo diálogo que se instaló este 10 de noviembre entre el presidente de la República, Guillermo Lasso, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), el Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine), Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) y el Frente Popular (FP), se enfocaron en intercambiar criterios sobre seis demandas de estos sectores. La principal quedó pendiente para una definición presidencial en un plazo de dos o tres semanas.

El salón de banquetes de la Casa de Gobierno fue el escenario donde se efectuó este conversatorio entre las partes, que se extendió por seis horas, como respuesta a una jornada de movilizaciones realizadas entre el 26 y 28 de octubre pasado, cuyo objetivo era que Lasso diera marcha atrás en el último incremento de los precios de los combustibles.

La propuesta de la base social es que se reduzcan a $ 2,10 el galón de gasolina extra y $ 1,50 el galón de diésel.

El valor vigente desde el 22 de octubre, que estableció el primer mandatario, fue de $ 2,55 la gasolina extra y $ 1,90 el diésel.

Publicidad

Para el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, la aspiración es que los temas expuestos en la mesa del diálogo, que son seis, puedan concluirse, pero están pendientes de ejecutarse y, según aclaró el dirigente, “no hay un acuerdo” con el Gobierno “mientras no se resuelva el problema de los combustibles”.

Demandas de los sectores socialesRespuesta del Gobierno nacional
1.- Revisión del precio de los combustibles y derogatoria de los decretos ejecutivos que establecen un sistema de bandas para la fijación de los valores. Se plantea reducir el galón de gasolina extra a $ 2,10 y el de diésel a $ 1,50.El Gobierno analizará las propuestas realizadas para determinar una posible reducción, aunque ha insistido en que la economía del país no está en condiciones. Se prevé una respuesta en unas dos o tres semanas, para lo que se instalaría una nueva reunión para anunciar los acuerdos.
2.- Moratoria, renegociación de las deudas y reducción de las tasas de interés del sistema financiero para los campesinos.El régimen accederá a la moratoria de deudas, y ofreció condonarlas a pequeños agricultores que mantienen créditos con BanEcuador. Se instalará una mesa técnica que determine los mecanismos a cumplir. Además, para dar facilidades para el acceso a créditos, el Ejecutivo prevé disponer que desde el 1 de enero de 2022 la tasa de interés sea del 1 %.
3.- Garantizar precios de sustentación y compras públicas de los productos campesinos.El presidente Guillermo Lasso dispuso a las gobernaciones de las provincias que se realicen controles para que se apliquen los precios oficiales. El Ministerio de Agricultura y Ganadería deberá establecer espacios de diálogo con el sector arrocero para generar acciones inmediatas.
4.- Políticas públicas concertadas con sectores sociales y movimientos indígenas para la generación de empleo digno y parar la flexibilización y precarización laboral.Se ofreció trabajar en la reactivación económica y generación de empleo.
5.- Moratoria a la ampliación de la frontera extractiva petrolera, auditoría de los impactos ambientales y étnicos; no a los proyectos mineros a cielo abierto y la ejecución de proyectos de megaminería.Se revisarán las propuestas planteadas. No obstante, el jefe de Estado ya ha señalado que estas políticas son necesarias para generar recursos para el Estado y se destinen a fortalecer programas sociales. Se planteó la posibilidad de discutirlo en mesas técnicas.
6.- Garantía de aplicación de los 21 derechos colectivos para los pueblos y nacionalidades indígenas.Respecto del acceso a la educación intercultural bilingüe, el mandatario pidió que se instalen mesas técnicas con el Ministerio de Educación y entidades competentes.

Después de este encuentro, en su cuenta de Twitter, el gobernante reconoció “la actitud democrática de disposición a dialogar. Nuestro país atraviesa varias crisis que requieren de trabajo conjunto. La violencia no es la respuesta que necesita el pueblo. Todos los ecuatorianos compartimos el interés de salir adelante y lograr el bien común”, escribió.

Indicó que hay tres puntos de “coincidencia” con las organizaciones sociales, relacionados con créditos, precios justos y control de contrabando y educación intercultural. “Vamos a continuar trabajando para llegar a consensos. El diálogo es el camino para la paz y un Ecuador de oportunidades para todos”, opinó y reiteró que él gobierna para 17 millones de ecuatorianos. “Mi único acuerdo es con ustedes, quienes manifestaron en las urnas sus sueños y anhelos. Estamos aquí para hacerlos realidad”. (I)