Son ocho millones de dólares invertidos en bonos de deuda externa ecuatoriana que están en juego. Cuando el gerente de Aseguradora del Sur, Rodrigo Cevallos Guevara, entra a la web personalizada del Decevale S. A., el sistema le dice que ahí están los bonos, que le han pagado los rendimientos y que le extendieron el plazo de 2024 a 2030 por la renegociación de la deuda, pero por más que ha intentado no hay manera de recuperarlos.

La paciencia se agotó. El 28 de marzo pasado, Aseguradora del Sur C. A. presentó una demanda penal por estafa contra el Depósito Centralizado de Compensación y Liquidación de Valores (Decevale) y sus directivos en la Fiscalía en Quito.

Como son bonos de deuda externa, el Decevale no tiene la capacidad de mantenerlos en custodia directa, sino que debía contratar a un tercero. Ese custodio internacional era una empresa del grupo IBCorp, de Jorge Chérrez Miño: ICS Institutional Custody Services.

Cuando estalló el escándalo por las irregularidades en las inversiones del Isspol, el Decevale anunció que su gerente de Operaciones, Luis Alberto Álvarez Villamar, había firmado el contrato de custodia con ICS sin el conocimiento de la empresa y que emitía certificaciones de custodia sin que el gerente ni el directorio lo supiera. Desde entonces, Decevale obtuvo acceso a la información financiera de ICS y otras empresas relacionadas con el caso en Miami y rompió relaciones con Institutional Custody Services.

Publicidad

Aseguradora del Sur es una de las tres compañías de seguros locales que aparece en los registros bancarios del grupo IBCorp en Miami y que han sido analizados por EL UNIVERSO. Las otras dos son Seguros Oriente y Constitución Compañía de Seguros.

Aseguradores y abogados consultados explicaron que, debido a los cambios regulatorios del mercado que se aprobaron durante el gobierno de Rafael Correa, se redujo la oferta de los tipos de inversión para las compañías de seguros. Estas empresas deben reportar todas sus inversiones a su regulador, que hasta 2015 fue la Superintendencia de Bancos y luego la Superintendencia de Compañías.

“Te cortaron la cancha por un lado, pero te la abrieron por el lado de papeles del Estado, es decir, deuda pública”, indicó un entrevistado. Casi todos se quejan de que estos cambios obligaron a las aseguradoras a comprar más bonos en detrimento de invertir en la compra de otros papeles o en otros productos ofertados por la banca privada.

Cevallos aseguró que debido a estas disposiciones legales se vio obligado a comprar bonos y acudió a IBCorp. En el 2015 adquirió los Global 2024, que estaban en custodia en el exterior con ese grupo. Orión Casa de Valores S.A. es la empresa con la que Aseguradora del Sur maneja sus inversiones en Ecuador desde 2009. Esta firma pertenecía a Chérrez y en 2012 Luis Alberto González Aguirre la adquirió por completo y le cambió el nombre a Orión Casa de Valores.

Publicidad

Conocí al señor Chérrez, que era una de las personas que más dominaba el tema de bonos en el país, indicó Cevallos Guevara. Otro asegurador que lo conoció pocos años antes también señaló que lo consideraba “un profesional serio”.

Entre diciembre de 2015 y junio de 2019, según los registros bancarios analizados, IBCorp Investments & Business Group LLC le pagó a Aseguradora del Sur $ 7,98 millones. Ahí consta que fueron vencimiento de los Global 2015 que se canjearon por los 2024, así como los pagos de los intereses. El fundador de la empresa, Rodrigo Cevallos Breilh, también mantenía un portafolio con IBCorp.

Algo parecido ocurrió con Seguros Oriente. Canjeó Global 2015 por 2024 y a diciembre de 2018, añadió, la inversión se ubicó en alrededor de $ 5,6 millones. Según los registros bancarios, Oriente recibió entre diciembre de 2015 y diciembre de 2018 $ 3,25 millones. Esteban Cadena Naranjo, vicepresidente de la empresa, también mantuvo inversiones con IBCorp.

En 2019, Aseguradora del Sur decidió traer sus bonos al Ecuador y los pasó bajo custodia de Decevale y todo siguió normal, a decir de Cevallos Guevara. Incluso, se dio la renegociación de la deuda externa ecuatoriana en la que se extendieron los plazos de pago y se recortó hasta en un 30 % el capital.

Publicidad

Cuando estalló el escándalo del Isspol, Aseguradora del Sur consideró que era mejor llevar esa inversión fuera del país y ahí comenzaron los problemas. Cevallos relató que se reunió con la nueva gerente de Decevale, Lourdes Baquerizo, y su abogado Eduardo Carmigniani, pero que no ha habido manera de recuperar los bonos.

Además, señaló que la Superintendencia de Compañías les ha indicado que deben cambiar al custodio ICS, lo cual es imposible porque quien lo contrató fue Decevale y no la aseguradora.

En una respuesta por mail Baquerizo señaló a este Diario que “Álvarez Villamar firmó un contrato con ICS Institutional Custody Services sin tener poder para hacerlo, y sin conocimiento ni autorización del directorio de Decevale”. Y recordó que el exejecutivo ya confesó en Miami que recibió sobornos de Chérrez para “dar la apariencia de que Decevale era custodio de ciertos bonos, cuando nunca ha sido ni es dicho custodio”.

Baquerizo indicó que existiría una cuenta en Pershing LLC, pero que es controlada por Lafise, el banco de segundo piso Latin American Financial Services. Añadió que Decevale ya no brinda servicio de custodia internacional y que no tiene contacto con ICS.

Publicidad

“Me quedo mil veces con Chérrez que con Decevale porque al final Chérrez nos cumplió con las inversiones y ahora Decevale se lava las manos”, se lamentó Cevallos Guevara.

Westwood Capital Markets, que manejó bonos de Seguros Sucre, también consta en los registros de IBCorp

La casa de valores panameña Westwood Capital Markets S. A. recibió $ 9,94 millones de IBCorp Investments & Business Group LLC desde el TD Bank, según los registros bancarcios analizados por este Diario.

Un primer pago fue en noviembre de 2014 por $ 1,4 millones, un segundo en diciembre de 2014 por $ 647.000 y un tercero por $ 7,8 millones en diciembre de 2015. Este último se envió a la agencia de Nueva York del Deutsche Bank A. G. para ser depositado en una cuenta terminada en 5098.

Ese número, según comprobó este Diario, corresponde a una cuenta que mantenía Westwood Capital en el fondo Madison Asset LLC, con sede en Islas Caimán, en la agencia de ese banco en Nueva York.

El principal de Westwood, Carlos Ortega Cadena, aseguró a este Diario que todas esas transacciones se relacionan con la custodia de los bonos de deuda externa Global 2015 de Seguros Sucre, que se mantenían en el Decevale S. A.

Esta afirmación es cuestionada por el liquidador de Seguros Sucre, José Ibáñez, quien señaló que los bonos Global 2015 de Sucre nunca estuvieron en custodia de Decevale.

Westwood puso los bonos de Seguros Sucre en el fondo Madison Asset, que ahora está en liquidación. Este tenía relación con Biscayne Capital, cuyos socios han sido acusados por la Fiscalía estadounidense de piramidación de capital y lavado de dinero.

Tanto Madison Asset LLC como Sentinel Mandate & Escrow (del mismo grupo) formaron parte del esquema de sobornos de Odebrecht y de Petroecuador durante el gobierno de Rafael Correa Delgado.

Madison Asset LLC estaba a cargo de Gustavo Trujillo Franco, quien se ha declarado culpable en EE. UU. de lavado de dinero; sin embargo, su juicio sigue suspendido y aún no se le ha dictado sentencia.

Seguros Sucre ha tenido que provisionar $ 6,3 millones para cubrir la inversión, debido a la quiebra de Madison. (I)