La policía de Colombia detuvo a una veintena de manifestantes, en su mayoría jóvenes, que participaron en las sangrientas protestas de 2021 contra el saliente gobierno de Iván Duque, a escasos días del balotaje presidencial, informó este miércoles la fiscalía.

“En operaciones simultáneas en las ciudades de Cali [suroeste] y Bucaramanga [norte], entre los días martes y miércoles, se llevaron a cabo dos operaciones en contra de las autodenominadas estructuras de [la] Primera Línea”, informó el organismo en un mensaje a medios.

Nueve de los “presuntos integrantes” del movimiento de protesta fueron capturados en Cali y 11 en Bucaramanga bajo cargos de homicidio, secuestro, concierto para delinquir y tortura, entre otros delitos.

Candidatos a la presidencia de Colombia deberán asistir a un debate televisado antes de las elecciones

Reconocidas por usar cascos y escudos artesanales en los choques contra el escuadrón antidisturbios de la policía, las “primeras líneas” fueron protagonistas del estallido social contra Duque entre abril y junio del año pasado.

Publicidad

Al menos 46 personas murieron, 44 civiles y dos uniformados, durante las movilizaciones, de acuerdo con un informe de la oficina de la ONU en Colombia. Varias organizaciones denunciaron una brutal represión policial.

Los jóvenes que encabezaron las protestas denunciaron una cacería de brujas cuando se silenciaron las calles. Fueron por lo menos 1.900 detenciones, de acuerdo con un balance de la fiscalía en diciembre.

Durante las protestas en Colombia, hubo un profundo choque entre manifestantes y policías.

Según testimonios recabados por la AFP, algunos de los detenidos en 2021 en fueron sacados de sus casas en la madrugada por policías que los subieron a carros particulares.

“La mayoría” de los capturados en los últimos días “son chicos y chicas menores de 30 años”, señaló el edil Diego Cancino, quien ha denunciado en el Concejo de Bogotá los excesos de la fuerza pública.

Publicidad

Los operativos policiales se llevaron a cabo a cuatro días de la segunda vuelta electoral entre el izquierdista y opositor Gustavo Petro y el millonario independiente Rodolfo Hernández (77 años), empatados en la intención de voto.

Petro, un senador y exguerrillero de 62, respaldó los reclamos de los jóvenes contra Duque por su proyecto fallido de elevar los impuestos a la clase media.

Uno de sus políticos más cercanos, el senador Gustavo Bolívar, les llegó a regalar cascos y protectores oculares.

En vísperas de los comicios, el director de la policía, general Jorge Luis Vargas, dijo tener información sobre “perfiles apócrifos” y “anónimos” en redes sociales que están invitando a cometer “actos violentos y desconocer los resultados electorales”. (I)