NOTICIAS

Publicidad

La esfinge que fue encontrada en Egipto. Foto: Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto

Publicidad

Una estatua tallada en piedra caliza de una esfinge sonriente fue encontrada en Egipto. Así lo anunció este lunes el Ministerio de Turismo y Antigüedades en un comunicado, donde menciona que el monumento podría representar a un emperador romano del cual aún no se confirma la identidad.

La misión arqueológica reportó el descubrimiento en el Templo de Dandera, en la sureña gobernación de Qena, a 500 kilómetros al sur de El Cairo. El equipo encontró la esfinge en un “depósito bizantino de agua situado en una tumba de dos niveles”.

A su lado se descubrió también una “estela romana grabada en demótico y jeroglífico”.

Publicidad

Foto: Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto

Según Mamdouh El Damaty, líder del equipo arqueológico, exministro de Antigüedades y profesor de Egiptología en la Universidad de Ain Shams, la pieza fue desenterrada donde en el pasado se levantaba un templo dedicado al dios Horus.

El examen inicial del rostro de la estatua indica que es probable que sea una representación del emperador Claudio. De acuerdo a El Damaty, el rostro de la estatua se distingue por los rasgos reales representados con precisión, y aparece una leve sonrisa en sus labios, que tiene dos hoyuelos en ambos extremos.

Este descubrimiento viene apenas días después de que una misión científica internacional anunciara el hallazgo de un pasadizo de nueve metros de largo y dos de ancho escondido en la Gran Pirámide de Keops.

Publicidad

La pirámide de Keops, la más grande de las tres pirámides de Guiza, es la última de las siete maravillas del mundo antiguo que sigue en pie. (I)


Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad