Una nueva escena dramática se difundió en las redes sociales durante el conflicto Rusia-Ucrania. Los niños y miles de personas inocentes sufren los estragos de la decisión de Vladimir Putin de invadir y destruir el país vecino.

En esta oportunidad, se viralizó un video desgarrador visto por un juez antes de permitir que una madre viajara a Ucrania para rescatar a su hija, quien le suplica: “Tengo miedo, llévame de aquí”.

¿Tiene cáncer, Vladimir Putin? Su apariencia hinchada y el distanciamiento social absurdo podrían ser el resultado de un tratamiento médico

Así fue la súplica de la niña ucraniana en un video

Olga Khomenko, de 37 años, violó una orden judicial al llevar a su hija a Kiev en el 2017, debido a un “matrimonio abusivo”, pero se salvó de la cárcel en un fallo histórico el viernes, según publicó The Sun.

Una grabación de la niña de Olga tomada desde el sótano, donde se refugia junto a su abuela para protegerse de las bombas, se reprodujo ante el juez Michael Kay QC, para que este pudiera permitirle a la madre buscar a su hija.

Publicidad

¿Quién tomaría el mando si muere el presidente Volodimir Zelenski? Conoce al sucesor del mandatario de Ucrania

Sujetando un pato de juguete blanco y esponjoso, dice: “Mamá, me enviaste un juguete tan hermoso y prometiste uno amarillo también. Pero no necesito juguetes. Te necesito. Te amo tanto. Hay explosiones aquí. Tengo miedo”.

La petición de la menor continúa, temorosa ante el brutal ataque de los explosivos en Kiev. “Llévame lejos de aquí. Ven aquí lo antes posible. Te quiero mucho, mucho”.

Olga ahora tendrá que viajar a la frontera con Ucrania después de aterrizar en Polonia.

“No dejaré que nada me impida llegar a mi pequeña”

La madre de la pequeña dijo en declaraciones exclusivas a The Sun: “Una vez que llegue a la frontera, creo que podré conseguir que alguien me lleve en dirección a Kiev, incluso si es en la parte trasera de un camión que lleva suministros”.

Publicidad

No dejaré que nada me impida llegar a mi pequeña ahora. Espero poder atravesar los bloqueos, pero sé que seré una de las pocas mujeres que se dirija hacia la región de Kiev y no se aleje de ella

La mujer se declaró culpable de secuestrar a la niña y enfrentó hasta cinco años tras las rejas. Le dieron una sentencia suspendida de dos años.

Ahora, el tribunal le concedió a Khomenko 72 horas de fianza para viajar a Ucrania, pero solo llegó hasta la frontera polaca antes de tener que regresar para cumplir con el límite de tiempo y su pasaporte fue retenido.

El juez Michael Kay dijo: “El sistema de justicia penal tiene que tener humanidad” y ordenó la entrega inmediata de su pasaporte y para que ella pudiera salir del Reino Unido e ir a Polonia.