Vadim Shishimarin, el primer soldado ruso que está siendo juzgado en Kiev por crímenes de guerra, pidió perdón a la viuda del civil desarmado que disparó sin mediar palabra durante el conflicto Rusia-Ucrania.

El ruso que seguía las órdenes de sus superiores se declaró culpable en la audiencia por haber asesinado al hombre, escribió La Vanguardia.

Estos son los efectos de la guerra que marcarán la salud mental de los soldados ucranianos

El soldado ruso pidió perdón a la viuda de su víctima

En una conversación corta que mantuvo con Katerina Chelipova, viuda del hombre de 62 años, que en el momento de su muerte iba desarmado y empujando su bicicleta mientras hablaba por el teléfono, Shishimarin dijo: “Sé que no podrán perdonarme, pero les pido perdón”.

Él y otro soldado testificaron el jueves y aseguraron que el acusado le disparó por órdenes de su superior y que temía que lo delataran y tomaran represalias por subordinación. De primer momento, contó que se negó, pero luego disparó “tres o cuatro veces” con una metralleta AK-47, según la BBC.

Publicidad

Luego de que Shishimarin admitiera arrepentirse de lo que hizo, la mujer le preguntó: “Dime, por favor, ¿por qué viniste? ¿Para protegernos? ¿De quién? ¿De mi marido al que mataste?”. Al parecer el ruso no respondió.

“Mi marido era un conductor de tractor, no teníamos armas en casa. Iba vestido de civil”, contó la mujer. Según su relato, oyó los disparos desde el patio de su casa y cuando salió vio al acusado con la metralleta. Después vio el cuerpo sin vida de su marido.

El sargento Shishimarin estaba al mando de una pequeña unidad dentro de una división de tanques cuando su convoy fue atacado. En su huida, robó un automóvil con otros cuatro soldados. Mientras conducían cerca del pueblo de Choupakhivka, en la región de Sumi, se encontraron con la víctima, según la Fiscalía de Ucrania.

Vadim, de 21 años de edad, enfrenta una pena de entre 10 y 15 años de prisión por los cargos que se le acusa. También podría enfrentarse a cadena perpetua. A Shishimarin lo acusan de crímenes de guerra y asesinato premeditado.

Publicidad

Por otra parte, la respuesta de Chelipova respondió: “Lo siento por él, pero no puedo perdonarle”. (I)

Te recomendamos estas noticias