Migrar solo o en compañía es una gran pregunta. Pero cuando se trata de la pareja termina convirtiéndose en un dilema. Sobre todo por la cantidad de desafíos que deben afrontar y la capacidad que tengan de mantener la relación en medio de las tormentas.

Sebastián Girona, psicólogo especialista en vínculos, quien emigró con su familia a España, tiene toda la experiencia para hablar del tema. Además, afirma el Clarín, muchos de sus pacientes vivieron situaciones similares.

“Son muchos los cuestionamientos que surgen cuando se emigra en pareja, ya que al final, los sentimientos y personalidades como sus decisiones son individuales. Solo están sujetos a un pacto o acuerdo de estar juntos en las buenas y en las malas. Esto último, es la verdadera prueba”, explica.

Publicidad

A la vez, el psícólogo asegura que las parejas que elijan migrar juntos deberían hacerse estas preguntas, tanto de forma individual como en pareja. De las respuestas depende la decisión que tomen.

1. ¿Qué tan sólida es la pareja?

2. ¿Cuál es el “para qué” de cada uno?

Publicidad

3. ¿Sabemos manejar expectativas realistas sobre lo que nos espera?

4. ¿Nos vamos en igualdad de condiciones?

Publicidad

5. ¿Podemos ver esto como una aventura?

6. ¿Cuál es el lugar que nos brinda mayores posibilidades?

7. ¿Somos capaces de acordar cómo queremos recibir a nuestros familiares y amigos?

(I)

Publicidad

Te recomendamos estas noticias