Hace 30 años, el caso de los hermanos Lyle y Erik Menéndez conmocionó a la opinión pública. Ambos planearon asesinar a sus padres y lo hicieron, a sangre fría y de 13 disparos en total.

El crimen se ejecutó en California, Estados Unidos. Al principio, a los hermanos no los señalaron como sospechosos, pero un movimiento en falso reveló su culpa y fueron juzgados y sentenciados a cadenas perpetuas.

Ahora, a 33 años del crimen, los hermanos Menéndez solicitan revisión del caso. Miles de adolescentes los apoyan a través de las redes sociales y el testimonio de un exmenudo, Roy Rosello, podría ser la pieza clave que cambie el rumbo de esa condena.

Publicidad

ExMenudo dice que fue víctima de abuso sexual de José Menéndez, quien fuera asesinado por sus hijos en 1989

¿Quiénes son los hermanos Menéndez?

Joseph Lyle Menéndez, ahora de 55 años, y Erik Galen Menéndez, de 52 años, crecieron en Princeton, Nueva Jersey. Hijos de María Anderson Menéndez y José Menéndez, un inmigrante cubano que logró hacer fortuna en Estados Unidos, convirtiéndose en uno de los empresarios más importantes de la industria musical, según El Comercio.

En 1987 la familia Menéndez se mudó a California, María y José ya eran ricos ejecutivos del entretenimiento, residentes de Beverly Hills. Todas las acusaciones de la época apuntaron a que Lyle y Erik eran jóvenes problemáticos, que se negaron a estudiar y solo querían disfrutar de la buena vida y fortuna.

Amiga de Julián Figueroa se retracta y culpa a 24 medios por la difusión de video y mensaje revelador sobre la muerte del cantante

¿Cómo fue el asesinato de José Menéndez y su esposa María?

Erik y Lyle tenían 18 y 20 años cuando tomaron la desición de asesinar a sus padres. Las acusaciones aseguraron que el móvil del crimen fue para librarse del yugo paterno y quedarse con la herencia familiar que estaba a nombre de la madre.

Publicidad

La noche del 20 de agosto de 1989, mientras Kitty y José Menéndez miraban la televisión, sus dos hijos los sorprendieron y les dispararon. Cuatro veces al padre y nueve a la madre.

Luego, Lyle llamó al 911 y denunció que habían encontrado los cuerpos de sus padres. Les ordenaron salir de la propiedad y esperar a los efectivos policiales.

Publicidad

¿Cómo quedaron al descubierto los hermanos Menéndez?

Erik y Lyle Menéndez jamás se consideraron cómo sospechoso. En medio de la conmoción por el crimen y la investigación, ambos comenzaron a asistir a terapia, para lidiar con el duelo.

Pero Erik no pudo continuar con la mentira y le confesó los asesinatos a su terapeuta y lo amenazó. Asu vez, el psicólogo le confió el caso a su asistente y amante, y una vez que se separaron la mujer confesó ante la policía.

Los Menéndez fueron juzgados. La defensa alegó que los hermanos habían sufrido abuso sexual y maltrato infantil de parte de su padre y con consentimiento de la madre, pero su versión se desestimó y los condenaron a cadena perpetua.

¿Podrían salir en libertad los hermanos Menéndez?

Ahora, tras 33 años en prisión, los hermanos solicitan que se revise su caso, petición que se sustenta en una acusación hecha por un exintegrante del grupo Menudo: Roy Rosello, publicó People.

Publicidad

El programa ‘Today’ transmitió las acusaciones durante un primer vistazo exclusivo a la próxima docuserie de tres partes de Peacock: ‘Menendez + Menudo: Boys Betrayed’.

Rosselló alega que cuando tenía 14 años José Menéndez lo drogó y lo violó durante un viaje a la casa de la familia Menéndez en Nueva Jersey. Rosselló señala una foto de José durante el video y dice: “Ese es el hombre que me violó. Ese es el pedófilo”.

El testimonio de Rosello podría poner en tela de juicio el proceso legal que condenó a los Menéndez hace más de tres décadas, o así lo exigen miles de defensores de movimiento Me Too en redes sociales.

(I)

Te recomendamos estas noticias