Con un conteo que avanzó rápido, ya a las 20:30 de Chile se había alcanzado el 99 % de las actas escrutadas, se dio a conocer que el ganador del balotaje presidencial era el izquierdista Gabriel Boric, con el 55 % de los votos.

Su contrincante, el ultraconservador José Antonio Kast, alcanzaba el 44 % y reconoció públicamente la derrota.

Gabriel Boric se convierte en el nuevo presidente de Chile tras históricas elecciones

“Acabo de hablar con @gabrielboric y lo he felicitado por su gran triunfo. Desde hoy es el presidente electo de Chile y merece todo nuestro respeto y colaboración constructiva. Chile siempre está primero”, dijo Kast en su cuenta de Twitter.

Publicidad

Una vez que termine el conteo oficial y se designe a Boric como el ganador, este deberá esperar hasta el 22 de marzo de 2022 para el cambio de mando con el presidente actual, Sebastián Piñera.

Boric tiene 35 años, edad mínima para postularse, y será el presidente más joven de su país. Aunque cuando asuma ya tendrá 36 años (cumple años el 11 de febrero).

Boric aboga por un Estado más fuerte y derechos sociales garantizados tras décadas de liberalismo ortodoxo. Para ello, propone una reforma tributaria que incluye aumentar la presión fiscal sobre los más ricos y acabar con el sistema privado de pensiones. También quiere establecer las 40 horas de trabajo semanal (actualmente son 45 en el país), impulsar un “desarrollo verde”, crear 500.000 empleos para mujeres y un sistema nacional de cuidados.

Publicidad

Al cerrar su campaña, Boric había dicho: “Somos los herederos de los que han luchado por hacer de Chile un país más justo y digno... Vamos a hacer los cambios que Chile necesita pese a quienes se oponen, porque Chile lo viene reclamando desde hace muchos años”.

Políticamente activo desde muy joven

Iniciado en su juventud en movimientos de izquierda, Boric se convirtió en un líder universitario y llegó a ser presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile. La revista dominical de diario El Mercurio lo puso como uno de los 100 líderes jóvenes en 2012.

Publicidad

“Representamos el proceso de cambio y transformación que viene, (pero) con certezas, con la gradualidad que sea necesaria”, prometió desde su natal ciudad de Punta Arenas (sur), a orillas del estrecho de Magallanes, donde este político soñó desde pequeño con un modelo de bienestar para su país.

Desde sus primeros años en política ha sido de los que apoyan la redacción de una nueva constitución, lo que ocurre actualmente.

En 2014 entró al Congreso de Chile como diputado y desde entonces se ha mantenido en el cargo.

Durante las protestas sociales de 2019, que pusieron contra las cuerdas al Gobierno de Sebastián Piñera, se convirtió en uno de los legisladores que apoyaron la causa de los manifestantes, pero también fue uno de los que ayudaron a encauzar ese levantamiento en un diálogo en el Congreso.

Publicidad

Ha sido muy crítico con las posturas de los presidentes que llegaron al Palacio de la Moneda con la línea de la Concertación (alianza que iba desde el centro a la centroizquierda y que en los últimos años se ha desdibujado y perdido espacio), especialmente con Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, quienes no apoyaban su deseo de ser presidente, pero que ante las opciones que dejó la primera vuelta no dudaron en adherirse a su candidatura —tomando y pidiendo precauciones— a Boric.

El candidato, nacido en Punta Arenas (extremo sur de Chile) e hijo mayor —de tres hermanos— de una familia de ascendencia croata y española (de Cataluña exactamente), participa como representante de la coalición Apruebo Dignidad, que aglutina partidos de izquierda, incluyendo el Partido Comunista.

Presidentes latinoamericanos saludan y felicitan a Gabriel Boric, nuevo mandatario de Chile

En su campaña para las elecciones primarias de la izquierda, en la que le ganó sorpresivamente al candidato del Partido Comunista, Daniel Jadue, se subió a un enorme ciprés, tal como lo hacía cuando era niño. Esa imagen se transformó en símbolo de su campaña en todo Chile, recuerda AFP.

Desde muy pequeño Gabriel tuvo una gran afición por los libros y también una conexión muy fuerte con Punta Arenas, ciudad que a principios del siglo XX recibió a sus antepasados croatas durante una ola de migrantes europeos que cruzaron por el estrecho de Magallanes.

En su época de estudiante en el British School, uno de los más tradicionales de Punta Arenas, sus padres cuentan que salía a caminar por las calles maravillado por las decenas de monumentos y casas patrimoniales de esta ciudad, que además soporta un inclemente clima austral con fuertes ventarrones que superan los 100 km/h.

Actualmente, Boric es soltero y no tiene hijos. La politóloga Irina Karamanos es su pareja desde hace tres años.

Desde su infancia sufre de trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y mantiene ayuda médica para tratar la condición.(I)