Acusan a un exmédico de cabecera por persuadir a sus pacientes para que se realizaran exámenes vaginales y mamarios innecesarios y solo para su “satisfacción sexual”, tal y como indica un tribunal de Londres.

A Manish Shah, de 53 años, lo acusan de 41 delitos sexuales perpetrados en contra de ocho víctimas durante un período de cinco años entre 2009 y julio de 2013. El acusado niega rotundamente los señalamientos, escribió el Daily Mail.

Quiso aumentar el tamaño de sus glúteos con biopolímeros y consiguió al médico dispuesto: mujer sufre su peor pesadilla al descubrir que lo inyectado era una mezcla de aceite de carro y de cocina quemado

Persuadía a pacientes de examinarse la vagina y los senos para su satisfacción sexual

El Tribunal Penal Central de Inglaterra y Gales, Old Bailey, aseguró este miércoles 12 de octubre que Shah aconsejó a las mujeres, dos de las cuales eran adolescentes, que se hicieran los exámenes “invasivos” debido a una necesidad médica o antecedentes familiares de cáncer.

Publicidad

Sin embargo, todos eran innecesarios. Las pacientes no requerían los estudios que ahora, las ocho víctimas, aseguran que fueron sin su consentimiento y en contra de sus necesidades médicas. Afirmando, incluso, que en algunas ocasiones fueron perjudiciales.

El médico trabajaba en Mawney Road en Romford, al este de Londres, desde 2004. Ahora, Shah es acusado de agresión sexual.

“Dando la apariencia de realizar exámenes aparentemente médicos, estaba, de hecho, realizando muchos de los exámenes que realizaba para su propia gratificación sexual”, aseguró la fiscal Riel Karmy-Jones.

Publicidad

Shah se “esforzaba” para persuadir a las pacientes para que se sometieran a los exámenes y “expuso a las mujeres al riesgo de falsos positivos y biopsias innecesarias” al ignorar las pautas del Servicio Nacional de Salud (NHS, sus siglas en inglés), sobre la realización de pruebas de frotis a mujeres asintomáticas menores de 25 años, según dio a conocer el tribunal.

También realizó exámenes de rutina de los senos en mujeres asintomáticas menores de 50 años. Además, siempre dejando la “recomendación” de repetir los chequeos cada cierto periodo, cuando realmente no existía ningún riesgo en las pacientes.

Publicidad

“El caso de la fiscalía se basa en evidencia experta de que cuando se puede probar que los exámenes vaginales y/o de los senos fueron, desde una perspectiva médica, innecesarios o, de hecho, potencialmente causaron más daño que bien, los diversos elementos de la evidencia esbozada, demuestra que se llevaron a cabo sin el debido consentimiento informado y por un motivo sexual”, expresa el informe del tribunal.

Por otra parte, la fiscal Karmy Jones afirma que Shah “actuó de manera inapropiada” al darle a sus pacientes “un abrazo o un beso” al final de una cita. También se alega que les dijo a varias mujeres jóvenes que eran “especiales”, que él las “protegía” o que eran “una en un millón”.

El juicio contra Manish Shah continúa en Londres y el exprofesional de la salud espera escuchar sentencia por los 41 delitos sexuales que pesan sobre él, aunque, su defensa los niega. (I)

Te recomendamos estas noticias