El Pentágono advirtió el jueves que, a pesar del éxito de las fuerzas ucranianas en Járkov (noreste), el ejército ruso está consolidando su posición en el Donbás y el sur del país, por lo que el conflicto podría durar mucho tiempo.

Las fuerzas rusas siguen teniendo problemas de cohesión, de moral entre los soldados y de logística, dijo a la prensa un alto funcionario estadounidense de defensa, sin confirmar las purgas en el comando militar ruso mencionadas por Londres.

Pero “vamos a ser muy prudentes en nuestras predicciones”, añadió.

Bombardeos rusos en ciudad de Ucrania dejaron al menos 12 muertos

“Estamos absolutamente determinados a hacer todo para ayudar a los ucranianos a defenderse, incluida su formación en el uso de las capacidades que estamos proporcionando”, continuó el alto funcionario, que pidió el anonimato.

Publicidad

“Ellos actúan muy bien en el campo de batalla, no tienen problemas de cohesión ni de mando, su logística y sus provisiones son realmente históricos”, añadió.

“Pero los rusos siguen disponiendo de una parte importante de las capacidades que habían acumulado desde el otoño” en las fronteras de Ucrania, subrayó.

“La capacidad de combate no es suficiente para ganar una guerra: se necesita tener la voluntad de luchar, tener un buen mando”, señaló. Pero, a pesar de todo, “seguimos pensando que este conflicto va a durar”.

El ejército ruso, que ahora centra sus esfuerzos en el sur de Ucrania para construir un puente que una el territorio ruso con la península de Crimea anexionada en 2014, tomó el control del puerto de Mariúpol tras la rendición de los soldados ucranianos que defendían la acería de Azovstal. (I)