Una mujer, que alega que fue obligada a salir del avión en el que iba a viajar a Washington desde Palm Beach (sureste de Florida) porque se quitó varias veces la mascarilla por problemas de salud, reclama a la compañía aérea 10 millones de dólares como compensación.

Medios locales se hicieron eco este jueves de la demanda interpuesta por Mediora Clay Reading, de 68 años, contra Southwest Airlines, ante un tribunal neoyorquino.

El canal local de CBS en la zona de Palm Beavh señala que en la demanda se alega que el personal de vuelo echó a Clay Reading del avión porque constantemente se quitaba la mascarilla para beber agua, debido a un problema de salud.

La pasajera dijo, según la demanda, que necesitaba beber agua con frecuencia por un cuadro de problemas cardiacos, hipoglucemia grave, claustrofobia y desmayos, todo lo cual se disparaba al ponerse mascarilla.

Publicidad

Según la demanda, tras una larga conversación con una azafata acerca de su problemas con el tapabocas, Clay Reading fue obligada a dejar el avión.

La demandante quedo “confundida, temblando, llorando, sin poder respirar por la nariz e hiperventilando”, dice la demanda.

Los medios trataron sin éxito de obtener una reacción de la compañía pero no consiguieron respuesta.

Los protocolos para evitar contagios de la covid-19 durante los vuelos han desencadenado un aumento de incidentes y hechos violentos en las aeronaves.

En 2021, la Administración de Aviación Civil (FAA) de EEUU recibió en total 5.981 reportes de las aerolíneas estadounidenses sobre pasajeros rebeldes, de los cuales más 1.081, es decir 183 más que en 2020, merecieron una investigación, lo que derivó en 350 acciones judiciales. (I)