El dolor y la angustia sigue latente en los padres de Debanhi Escobar, quien este 4 de septiembre estaría cumpliendo 19 años, si no hubiese perdido la vida en un caso de femicidio que sigue siendo un misterio en México.

Mario Escobar y Dolores Bazaldúa, padres de la joven, conmemoraron el cumpleaños de su hija recordándola y enviando un contundente mensaje afirmando su compromiso para que el asesinato de Debanhi no quede impune, como hasta ahora está, publicó El Heraldo de México.

Hallan restos humanos cerca de motel donde fue encontrada Debanhi Escobar

Padre de Debahni Escobar conmemora su cumpleaños 19

Desde la capilla donde descansan los restos de la joven, en el ejido de Laguna de Labradores, Galeana, sus padres la recordaron con una misa en su honor, sin aceptar aún su partida física.

Publicidad

El 8 de abril de este año 2022, Debanhi aceptó una invitación por parte de dos de sus “disque amigas” para asistir a una fiesta en la “Quinta Venecia”, en Nuevo León. Ese día, la joven estaba ansiosa, pues venía de estar dos años confinada por la pandemia del Covid-19, desde que tenía 16 años de edad.

Mario Escobar recuerda que tenían planeado viajar, pues se acercaba Semana Santa y ya tenían pautado ir al municipio Galeana, donde reposan sus restos.

“Ya nos vamos a ir para Galeana y necesito salir porque voy a estar dos semanas encerrada”, les dijo Debanhi a sus padres, quienes entendieron porque estaban de acuerdo con que no era “lo mismo pasar los días en un rancho que estar en la ciudad” para una joven como ella.

Publicidad

Ese día, antes de la tragedia, Debanhi ayudó a su mamá a lavar los platos, limpió su cuarto y acomodó su maleta, dejando todo listo para el viaje.

“Le dimos permiso porque iba con dos amigas. Hay que decirlo: son disque amigas”, recordó Mario Escobar. En la noche, alrededor de las 10:30, sus dos acompañantes llegaron por ella y esa fue la última vez que la vieron con vida y pudieron escuchar su voz.

Publicidad

A la 1:30 de la madrugada, Dolores y Mario tenían una alarma en su teléfono para despertar y “checar” que todo iba bien, esa era la dinámica de los padres con Debanhi, pero esta vez, ella no contestó.

“Al día siguiente nos dimos cuenta de que ya no regresaba”, confiesa su padre y recordó que fue en esa madrugada del 9 de abril que la joven se bajó de un taxi que sus amigas le pidieron para regresar a casa.

De este taxi fue que Debanhi bajó a las 5:00 de la madrugada y se quedó parada en medio de la carretera Monterrey-Nuevo Laredo. El chofer tomó la foto que circuló en las redes sociales para dar aviso que ella bajó del auto.

Inmediatamente sus familiares iniciaron la búsqueda y a los días, la Comisión de Búsqueda de Personas de Nuevo León emitió una tarjeta de localización en la que ofrecían 100 mil pesos a quien diera información del paradero de Debanhi.

Publicidad

Sin embargo, no fue sino hasta 13 días después que apareció sin vida. A Debanhi la encontraron muerta en la cisterna del motel Nueva Castilla el 22 de abril.

Padres de Debanhi Escobar continúan tras la pista del asesino de su hija

La joven bajó del taxi porque “no aguantó el acoso” del chofer, según contó Mario Escobar, quien afirma que en los videos obtenido por las autoridades se captó el momento en que el “taxista, Juan David, extiende la mano a los pechos de mi hija”.

La investigación por el femicidio de Debanhi Escobar sigue en marcha, aunque cada vez sus padres ven más alejadas las posibilidades de dar con el asesino de su hija. La familia busca que la carpeta del caso se traiga de Nuevo León a la Fiscalía General de la República.

Por otra parte, exigen que responsabilicen a aquellas personas que obstruyeron la justicia en el caso, por el cual se debió practicar tres necropsias, todas con resultados distintos.

En la primera se determinó que la joven había muerto por una “contusión profunda de cráneo”. Mientras que en la segunda aseguraron que murió por “asfixia por sofocación” y no una contusión, y en la tercera, que señala la misma causa, se descartó algún indicio de abuso sexual.

Escobar expresó con la voz entrecortada y acompañado de su esposa: “no tenemos miedo a morir. Tenemos miedo a no encontrar la verdad”, mientras el dolor por la pérdida de su hija sigue latente, detalló en una entrevista con Infobae.

Los padres están dispuestos a seguir en busca de la verdad para conocer qué pasó con su hija. “Si nos llega a pasar algo no nos interesa”, objetivo en el que se ha encontrado amenazas, por lo que Mario Escobar no da un paso sin sus dos escoltas que lo protegen a diario. (I)

Te recomendamos estas noticias