El laboratorio argentino Sinergium Biotech fue seleccionado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para desarrollar y producir vacunas contra la covid-19, informó este martes el Gobierno argentino.

La elección de Sinergium Biotech se dio en el marco de la decisión de la OPS de crear dos centros de desarrollo y producción de vacunas con tecnología ARN mensajero, uno en Argentina y otro en Brasil, con el objetivo de incrementar las capacidades de producción de vacunas contra la covid-19 a nivel mundial y de ampliar el acceso a las vacunas en la región de las Américas.

El anuncio se produjo este martes, durante una reunión virtual de la OPS sobre transferencia de tecnología para la producción de vacunas ARN mensajero en las Américas.

Estados Unidos analiza la posiblidad mezclar vacunas contra el COVID-19

En la cita participó la ministra de Salud de Argentina, Carla Vizzotti, quien dijo que es un “honor” para el país suramericano que Sinergium Biotech haya sido seleccionada entre diversas instituciones científicas latinoamericanas.

Publicidad

“Nuestra región cuenta con las capacidades esenciales necesarias para ampliar la producción regional y disminuir las brechas en el acceso a las vacunas, así como a otros insumos estratégicos que padecen nuestros países”, sostuvo Vizzotti.

Según informó el Ministerio de Salud argentino en un comunicado, en abril pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un llamado abierto a los sectores público y privado de países emergentes interesados en producir vacunas, instancia a la que se presentó una treintena de empresas e instituciones científicas latinoamericanas.

COVID-19: EE. UU. permitirá desde noviembre la entrada de viajeros internacionales vacunados

Como resultado de ese proceso, fue seleccionada Sinergium Biotech “debido a su amplia experiencia en la producción de vacunas y otros biológicos, y su capacidad de desarrollo de productos complejos, sumado a la experiencia en la distribución de estos productos a nivel nacional e internacional”, señala el comunicado.

En tanto, en Brasil, el encargado de llevar adelante este desarrollo será el Instituto de Tecnología en Inmunología Bio-Manguinhos, que forma parte de la Fundación Oswaldo Cruz.

Sin vacuna contra el coronavirus, Jair Bolsonaro tuvo que comer en plena calle en su visita a Nueva York

Según el comunicado, la instalación de estos dos centros “busca crear las bases para la puesta en marcha de una colaboración regional que aproveche la cooperación con el centro de transferencia tecnológica ubicado en Sudáfrica”.

“Se prevé que una vez se cuente con la vacuna, la misma sea evaluada por la OMS con el fin de obtener su recomendación para adquisición a través de las agencias de compra de Naciones Unidas”, añade el comunicado. (I)