Mimas, una pequeña luna de Saturno, podría albergar bajo su superficie helada un océano propicio para el surgimiento de la vida, según un estudio. Mimas y Encédalo, descubiertos en 1789 por William Hersel, son dos de los muchos satélites de Saturno, ambos tienen órbitas no lejanas, son similares en tamaño y tiene superficies heladas, pero la del primero está llena de cráteres y la del segundo es lisa.

Hasta ahora se creía que su rugosa superficie helada, de apenas 400 kilómetros de diámetro, era la corteza de un interior completamente sólido. Sin embargo, un nuevo análisis de las observaciones de la nave espacial Cassini de la NASA sugiere que Mimas también puede ocultar un océano subterráneo, este pudo haber aparecido hace entre 25 y 2 millones de años y que aún está en evolución.

Las evidencias han sido encontradas por un equipo liderado por el Observatorio de París que publica sus hallazgos este miércoles en Nature. De acuerdo al estudio, el océano empieza entre 20 y 30 kilómetros bajo la corteza.

Publicidad

Esta página web de la NASA te muestra una imagen que el telescopio Hubble tomó el día de tu cumpleaños

“Es esencialmente agua líquida que llena más del 50% del volumen de Mimas. En el fondo marino, el agua líquida está en contacto con el núcleo rocoso a una temperatura que podría alcanzar pocos o varios grados Celsius”, describe la investigadora Valery Lainey.

El equipo analizó la temperatura interior, los movimientos de rotación y la órbita, parámetros que se ven afectados por cómo es la luna en su interior, y concluyeron que la existencia de un océano global interno bajo la superficie es el único escenario compatible con las observaciones.

Este descubrimiento añade a Mimas al “exclusivo club de lunas con océanos internos, entre las que se encuentran Encélado y Europa, pero con una diferencia única: su océano es notablemente joven”, destacó Nick Cooper. a Universidad Queen Mary de Londres y firmante del estudio.

Publicidad

La existencia de un océano de agua líquida de reciente formación “convierte a Mimas en un candidato idóneo para los investigadores que estudian el origen de la vida”, dijo Cooper. (I)