El nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, planteó en su discurso de investidura acabar con la fracasada “guerra antidrogas” en el mundo y pasar a una “política de prevención fuerte del consumo” en los países desarrollados.

“Es hora de una nueva convención internacional que acepte que la guerra contra las drogas ha fracasado”, dijo el primer mandatario de izquierda del país con la mayor producción mundial de cocaína.

Sin mencionar a Estados Unidos, el principal consumidor de la droga que se procesa en Colombia, Petro cuestionó las “cuatro décadas” de persecución antidrogas que ha alentado Washington.

“La guerra contra las drogas fortaleció las mafias y debilitó los Estados”, apuntó, añadiendo que en ese tiempo un “millón de latinoamericanos” han sido asesinados y 70.000 norteamericanos mueren “por sobredosis cada año”.

Publicidad

“Es hora de una nueva convención internacional que acepte que la guerra contra las drogas ha fracasado rotundamente, que ha dejado un millón de latinoamericanos asesinados durante estos 40 años”, afirmó Petro en su discurso de investidura.

“¿Vamos a esperar que otro millón de latinoamericanos caigan asesinados y que se eleven a 200.000 los muertos por sobredosis en Estados Unidos cada año?”, añadió en su primer discurso como jefe de Estado.

En ese sentido, propuso cambiar el “fracaso por un éxito” y terminar la guerra antinarcóticos “por una política de prevención fuerte del consumo en las sociedades desarrolladas”. (I)