El euro seguía desplomándose este miércoles frente al dólar y llegó a un nuevo mínimo en 20 años, debido a crecientes temores a una recesión de las grandes economías del Viejo Continente en un contexto de fuerte inflación.

Hacia las 11:15 GMT, el euro cedía 0,77% hasta los 1,0188 dólares, tras haber caído hasta los 1,0187 dólares, su nivel más bajo desde diciembre de 2022.

El euro cedía “bajo el efecto combinado de los temores de recesión en Europa y de las turbulencias financieras alimentadas por un nuevo aumento de los precios de la energía en la región (sobre todo del gas y de la electricidad)”, explicó Guillaume Dejean, analista de Western Union.

“Hay buenas razones para creer que Rusia seguirá reduciendo sus exportaciones de gas a Europa”, lo que aumenta el riesgo de una crisis del gas y hace que el euro sea poco atractivo, estimó Ulrich Leuchtmann, analista de Commerzbank.

Publicidad

El dólar se ve impulsado además por una política monetaria más agresiva de parte de la Reserva Federal (Fed) estadounidense.

La moneda única europea “es tan poco atractiva que ni siquiera una crisis política importante permitirá que el euro suba frente a la libra esterlina”, dijo Kit Juckes, analista de Société Générale.

La libra esterlina subió en 0,27% frente al dólar, pese a la incertidumbre sobre el futuro del primer ministro británico, Boris Johnson, tras un alud de dimisiones en su gobierno. (I)