Luego de que el ejército ruso lanzara un ataque masivo en las ciudades más importantes de Ucrania con la esperanza de romper su defensa y controlar la capital, los estragos que provocaron comienzan a verse en los civiles. En esta ocasión, una niña ucraniana de 9 años fue la víctima de estos terribles acontecimientos.

La pequeña y sus familiares intentaron evacuar la ciudad de Irpin, pero un ataque hecho por el ejército ruso le causó una grave herida a la niña.

Las desgarradoras historias de mujeres embarazadas que sobrevivieron al ataque en un hospital de Ucrania

Los cirujanos tuvieron que amputarle un brazo a Sascha

Según el Daily Mail, después del lamentable hecho, Sascha fue llevada a un refugio donde pasó dos días con heridas graves, por lo que la trasladaron a un hospital y los médicos no tuvieron otra opción que amputarle uno de sus brazos para poder salvarle la vida.

Sascha, que se sigue recuperando de las heridas en el hospital, habló desde su cama y con la inocencia que caracteriza a los niños, se pronunció sobre el ataque que vivió:

Publicidad

No sé por qué los rusos me dispararon. Espero que haya sido un accidente y que no hayan tenido la intención de lastimarme.

La familia de la niña también salió afectada

La pequeña también comentó cómo sucedieron los hechos cuando estaba con su familia:

Me dispararon en el brazo. Corrí detrás de mi hermana. Mi mamá se cayó. Pensé que era el final. Pero ella no estaba muerta, solo se estaba refugiando de los disparos, ella se estaba escondiendo.

Sascha huía de los combates en el suburbio de Hostomel en Kyiv con su padre, su madre y su hermana, la semana pasada, cuando el automóvil de la familia fue alcanzado por las balas.

Por desgracia, el padre de Sascha fue asesinado a tiros cuando los alejaba de los combates en su vehículo. Mientras que su hermana y su madre encontraron refugio en un sótano cercano, y permanecieron allí durante dos días hasta que todo estuviera más calmado.

¿Podría mediar China en el conflicto entre Rusia y Ucrania?

La pequeña es una, de varios niños que sufren las terribles heridas, en medio del conflicto entre las naciones europeas. Días antes de que el gobierno ruso iniciara los ataques contra Ucrania, Sasha celebró su noveno cumpleaños, y ahora ha pedido un nuevo brazo artificial de color rosa y cubierto de flores. (I)