Publicidad

Naciones Unidas exige una rápida investigación del asesinato del embajador italiano en la República Democrática del Congo

El Ejecutivo de la República Democrática del Congo ya se comprometió este lunes a esclarecer la muerte del embajador de Italia, Luca Attanasio,

El ataque, que tuvo lugar cerca de la ciudad congoleña de Goma (noroeste), fue cometido contra dos vehículos del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, según la organización. Foto: AFP

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó este lunes el ataque contra una misión del Programa Mundial de Alimentos (PMA) en la República Democrática del Congo (RDC), en el que fue asesinado el embajador italiano en el país, y exigió a las autoridades una rápida investigación.

A través de su portavoz, Guterres expresó sus condolencias a las familias de los fallecidos y a sus países, así como al PMA y al equipo de Naciones Unidas en la RDC.

“El secretario general llama al Gobierno de la República Democrática del Congo a investigar rápidamente este atroz ataque” y a “llevar a los responsables ante la Justicia”, señaló el portavoz, Stéphane Dujarric, durante su conferencia de prensa diaria.

El Ejecutivo de la República Democrática del Congo ya se comprometió hoy a esclarecer la muerte del embajador de Italia, Luca Attanasio, que falleció en el ataque junto a un carabinero y el conductor del vehículo en el que viajaban.

Muere embajador italiano en R.D. del Congo tras ataque a un convoy de la ONU

El ataque, que tuvo lugar cerca de la ciudad congoleña de Goma (noroeste), fue cometido contra dos vehículos del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, según confirmó la organización.

El incidente tuvo lugar en Kibumba, 25 kilómetros al noreste de Goma, en la provincia de Kivu del Norte, en una zona en la que se encuentra el Parque Nacional Virunga, en la frontera entre la RDC, Ruanda y Uganda, y en la que operan varios grupos armados.

El noreste de la República Democrática del Congo lleva años sumida en un largo conflicto alimentado por decenas de grupos armados rebeldes nacionales y extranjeros, pese a la presencia del Ejército congoleño y las fuerzas de la Misión de la Organización de Naciones Unidas, que tiene desplegados más de 15.000 efectivos en el país. (I)


Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Encontraste un error en esta noticia?