La muerte de los 53 migrantes en un tráiler en San Antonio, Texas, consternó al mundo y enlutó a decenas de familias. Karen Caballero es una de esas tantas madres que perdió no a uno, sino a sus dos hijos en la tragedia.

La mujer hondureña está inconsolable desde este lunes 27 de junio, cuando se dio a conocer la fatal noticia. Desde ese día su vida cambió cuando se conoció la lista de los fallecidos, viendo allí los nombres Fernando José Redondo Caballero de 19 años y Alejandro Miguel Andino Caballero, de 22, sus dos hijos que iban en búsqueda de un mejor futuro en los Estados Unidos.

Esto es lo que se sabe del hallazgo de los migrantes muertos en un camión en Texas: Sube a 53 el número de víctimas

La historia de la mujer que perdió a sus dos hijos en el tráiler de Texas

Karen con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada, le reveló a Telemundo que ellos estaban ansiosos por hacer el viaje a Estados Unidos. “Todos los días me preguntaban cuándo se iban a ir, parecía que iban a un cumpleaños, como cuando estaban pequeños”.

Ambos hermanos buscaban el sueño americano, pero consiguieron la muerte en un tráiler donde fallecieron al menos 27 mexicanos, 14 hondureños, siete guatemaltecos y dos de El Salvador, de un total de 67 migrantes.

Publicidad

“Alejandro decía que ya quería estar allá, porque decía que allá sí iba a trabajar”, contó Karen. Su hijo le dijo que “una vez en Estados Unidos, harían una casita” para ella. Sin embargo, ella afirma que les dijo que no, “tenían que hacer su vida”.

La madre desconsolada aún recuerda las palabras que dedicó para que lograran sus sueños y una mejor vida en los Estados Unidos. “Triunfen, enfóquense”, les dijo antes de partir y dejar a su país.

Por su parte, Norma Caballero, abuela de los hermanos, expresó: “Eran todo para mí, mis niños”, dijo llorando y agregó: “solo me dijeron: ‘mami ya estamos en suelo americano. La queremos mucho’”, contó que esto sucedió antes de abordar el tráiler.

En busca del sueño americano

Karen cuenta que sus hijos partieron hacia Estados Unidos el 4 de junio. “Tenían metas y sueños y aquí (en Honduras) no se iban a cumplir”, explicó.

Publicidad

La madre cuenta que “por más que intentaron, nadie les quiso dar trabajo” en el país centroamericano. “Siempre les decían que no tenían experiencia”, continuó.

Sobre su hijo mayor, Alejandro, contó a Telemundo que era un “oso cariñoso”, por sus gestos de amor que tenía hacia su familia.

Al momento de la partida, sus familiares los apoyaron, porque pensaron que en Estados Unidos tendrían una mejor calidad de vida.

Sobre cuando se enteraron de que un tráiler con migrantes había sido abandonado en Texas y que la mayoría habían muerto asfixiados, relató que “toda la noche estuve hablando a hospitales y con diferentes cónsules para buscarlos”, hasta que salió la lista de fallecidos, donde también se encontraba Margie Tamara Paz Grajera, esposa de Alejandro. (I)

Publicidad

Te recomendamos estas noticias

Dan de baja al jefe de policía de escuela en Texas que respondió al tiroteo

“No se le puede pedir a un niño o a un maestro que regrese a esa escuela”: Anuncian que la primaria Robb donde se perpetró el tiroteo en Uvalde será demolida

Marruecos confirma 23 muertos al intentar pasar a España a través de la valla de Melilla