El fisicoculturista brasileño, Valdir Segato, conocido como el “Hulk” brasileño, murió este 26 de julio, el día de su cumpleaños, luego de sufrir un paro cardíaco causado por los aceites que se inyectaba para lograr el físico por lo que será recordado.

Sus fotografías luciendo un impresionante físico dieron la vuelta al mundo y es muy popular en las redes sociales. Segato cumplió el día de su muerte 55 años y logró ese gran tamaño por sustancias que los especialistas ya le habían advertido que no debió usar, escribió El Universal.

El increíble video de un padre que salva a su bebé a segundos de ser embestido por una camioneta sin control y a toda velocidad

El “Hulk” brasileño se inyectaba aceites para aumentar sus músculos

También conocido como el “Popeye” brasileño por tener gigantes y deformados músculos en sus brazos, espalda y pecho, comenzó a sentirse mal el día de su cumpleaños, según cuentan sus familiares a la prensa local.

Valdir Segato se sintió mal en la mañana, por lo que pidió ayuda a la madre de un vecino tras sufrir inconvenientes respiratorios. Luego fue trasladado a un hospital cercano donde lo atendieron, pero al poco tiempo falleció por una falla cardíaca.

Publicidad

“Eran alrededor de las 6:00 de la mañana. Él vino gateando por la casa de atrás y llegó al frente. Luego tocó la ventana de mi madre, tocó, tocó, luego ella se despertó y dijo ‘ayúdame, ayúdame porque me estoy muriendo’”, le contó Moisés da Conceição da Silva a Globo News.

El brasileño nacido en Ribeirao Preto, Sao Paulo, trabajaba como constructor y sus gigante y deformado cuerpo lo consiguió utilizando una sustancia conocidda como Synthol, una mezcla de aceite, lidocaína y alcohol benzilo que se inyectaba directamente en el músculo.

Según los expertos, la sustancia actúa como un implante que causa un aumento de volumen inmediato en el músculo, pero generando graves consecuencias en la salud.

“Cuando veía a otras personas fuertes, yo quise ser como ellos”

Segato se inyectaba la sustancia porque, aunque cumplía con un estricto régimen de ejercicios y acudía al gimnasio, no lograba que sus músculos crecieran como quería, según contó a la BBC en el 2018.

Publicidad

“Había muchos y yo estaba muy flaco. Cuando veía a las otras personas que estaban tan fuertes, yo quise ser como ellos”, agregó.

El brasileño asegura que sintió miedo, pero la atención que recibió fue lo que lo motivó a seguir hasta deformar su cuerpo total e irreversiblemente.

En una primera vez, Segato dejó de usar la sustancia por recomendaciones de sus doctores, pero luego retomó el hábito y fue lo que lo llevó a la muerte. Incluso llegaron a advertirle que, si seguía, le iban a amputar alguna extremidad por los daños que podría causarle.

Valdir Segato se inspiró en Arnold Schwarzenegger y el personaje de Marvel, Hulk, según contó en una entrevista para el Daily Mail en el 2019. (I)

Te recomendamos estas noticias