La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, afirmó este jueves que el ataque militar de Rusia contra Ucrania “viola claramente el derecho internacional y pone en riesgo incontables vidas civiles”, por lo que “debe detenerse inmediatamente”.

La alta comisionada pidió en un comunicado que la protección de los civiles en el actual conflicto sea una prioridad, "evitando a cualquier coste el uso de explosivos en zonas pobladas" y respetando las Convenciones de Ginebra.

"En las hostilidades, los principios de distinción, proporcionalidad y precaución deben ser completamente respetados, en particular a la hora de tomar medidas para proteger a los civiles y las infraestructuras no militares de los efectos del enfrentamiento", subrayó.

Publicidad

También advirtió de que el conflicto está paralelamente acompañado de "una guerra informativa", por lo que "es muy importante vigilar de cerca y verificar informaciones sobre violaciones de derechos humanos, incluyendo víctimas civiles y ataques a objetivos no militares que incluyan infraestructuras críticas".

Bachelet se hizo eco de las informaciones sobre ataques cerca de grandes ciudades ucranianas como Járkov, Kramatorsk, Odesa, Mariupol y la capital, Kiev: "Civiles de distintas partes de Ucrania se despertaron hoy con el sonido de bombardeos, temen una escalada mayor del conflicto y muchos de ellos están dejando sus hogares", lamentó.

La expresidenta chilena aseguró que “los Estados que no consiguen tomar todas las medidas razonables para solucionar sus disputas internacionales por medios pacíficos fracasan en su obligación de proteger el derecho a la vida”. (I)

Más noticias sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania