El norte de América es una de las regiones más golpeadas por el coronavirus. Uno de los países que la conforman, México, es el país número 13 con más casos en el mundo y el tercero con más muertes (poco más de 174 mil fallecidos).

En ese contexto México recibe este martes 491.400 dosis de la vacuna anticovid de Pfizer desde Bélgica después de un mes de retrasos, lo que permitirá retomar la vacunación al personal de salud que según los planes del Gobierno debía haber concluido en enero.

Una primera parte de esas vacunas ya aterrizó en la norteña ciudad de Monterrey, mientras otro avión va en camino hacia la Ciudad de México tras haber sufrido un retraso por las nevadas en Cincinnati (Estados Unidos), donde tuvo que hacer escala.

“Especial agradecimiento al equipo de Pfizer y de DHL quienes, a pesar del mal tiempo en Ohio, lograron enviar el vuelo a Monterrey y en estos momentos despega el que viene a la Ciudad de México. El primero ya arribó y el segundo lo hará a las 13:05 horas”, anunció en Twitter el canciller, Marcelo Ebrard.

Publicidad

Previamente, en conferencia de prensa en el Palacio Nacional, Ebrard explicó que Pfizer tuvo “una interrupción de suministro de casi un mes” porque durante ese tiempo “cerró su planta en Europa”, de donde México recibe las vacunas.

Las nuevas dosis de Pfizer servirán para reanudar la inmunización del personal sanitario, la primera fase del plan de vacunación, mientras que las 870.000 dosis de AstraZeneca llegadas el fin de semana se están aplicando desde el lunes a los adultos mayores de 60 años.

Ebrard explicó que en las próximas semanas el país recibirá un total de dos millones de vacunas de AstraZeneca desde la India y que esta misma semana comenzarán a envasarse en México 2 millones de dosis de la china CanSino que llegaron a granel.

En total, el país tiene comprometidos 34,4 millones de dosis de la estadounidense Pfizer, 79,4 de la británica AstraZeneca, 35 de la china CanSino, 24 la rusa Sputnik V, 10 de la china Sinovac y 51,4 de la plataforma COVAX de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En total son “232,33 millones contratados, prepagados y comprometidos”, contó el secretario de Relaciones Exteriores.

Asimismo, Ebrard anunció que, a petición del presidente Andrés Manuel López Obrador, México presentará el miércoles una queja ante el Consejo de Seguridad de la ONU por la “inequidad en el acceso de vacunas”.

Publicidad

“Los países que producen las vacunas tienen tasas de vacunación muy altas y América Latina y el Caribe tasas muy menores, mañana lo vamos a plantear en el Consejo de Seguridad porque no es justo”, detalló.

Aumenta la vacunación

México inició el lunes la segunda fase del plan de vacunación con la inmunización de adultos mayores de 60 años con vacunas de AstraZeneca.

En el primer día de vacunaciones fueron suministradas 87.472 dosis en 144 de los 333 municipios previstos, la mayoría de los cuales en zonas rurales o marginales.

El subsecretario de Salud y estratega contra la pandemia, Hugo López-Gatell, explicó este martes que se prefirió comenzar en zonas rurales porque la vacuna británica “no requiere de congelación” y “es más fácil distribuirla”.

Además, subrayó que “en las zonas rurales hay un 50 % más de letalidad (de la covid-19) que en las zonas metropolitanas por la desigualdad social”.

Según sus datos, la letalidad del coronavirus en México es del 8 % en las zonas urbanas y del 12,4 % en las rurales.

La llegada este martes de vacunas de Pfizer servirá para reanudar la fase uno del plan de vacunación, pues hasta ahora se han aplicado 622.658 dosis al personal sanitario, del cual solo 86.198 han recibido las dos dosis necesarias, lo que representa el 14 % de los médicos y enfermeras del país.

También se ha vacunado con la primera dosis de Pfizer a 17.457 maestros del sureño estado de Campeche, único con colegios abiertos.

Las vacunas “van llegando a distinto ritmo y tenemos que adaptar la situación del programa de acuerdo a la realidad”, admitió López-Gatell. (I)