NOTICIAS

Publicidad

Más de tres años después del asesinato de George Floyd, la violencia policial y el racismo persisten en esa ciudad estadounidense

Un informe descubrió que hay un comportamiento sistemático en la policía que incentiva la brutalidad y la fuerza excesiva.

Personas con pancartas asisten a una manifestación en memoria de George Floyd, en una imagen de archivo. EFE/FABIO FRUSTACI Foto: FABIO FRUSTACI

Publicidad

George Floyd, un hombre afroamericano que murió en mayo del 2020, asfixiado durante un arresto en la ciudad de Minneapolis, en Minnesota, sigue siendo uno de los mayores referentes de las víctimas de la brutalidad policial en Estados Unidos.

Según un informe policial, el Departamento de Policía de Minneapolis continuó usando fuerza excesiva y practicando la discriminación racial en los tres años que han pasado desde el asesinato de Floyd.

La ONU enviará comisión de expertos en resolver temas de racismo a Estados Unidos

Las fuerzas del orden público en esta ciudad del norte de Estados Unidos “utilizan con frecuencia fuerza excesiva”, incluida la fuerza letal, y “discriminan ilegalmente a los negros y los nativos estadounidenses”, señaló el Departamento de Justicia en un informe condenatorio sobre la investigación.

Publicidad

Policía de Minneapolis Foto: Stephen Maturen/Getty Images

“En honor de la policía y los gobernantes de la ciudad, se han introducido cambios significativos” en la fuerza, pero “aún queda trabajo por hacer”, declaró durante una conferencia de prensa el titular del Departamento de Justicia, Merrick Garland, al presentar 28 recomendaciones sobre el asunto.

Las autoridades locales y las de la justicia federal discutirán ahora un acuerdo sobre las reformas a emprender en la institución policial, cuya implementación estará sujeta a la supervisión de un tribunal.

Investigaciones tras la muerte de George Floyd

El 25 de mayo de 2020, un agente blanco de la Policía de Minneapolis, Derek Chauvin, asfixió a Floyd, un hombre negro de 46 años, al arrodillarse sobre su cuello por nueve minutos durante un procedimiento callejero de detención. Su agonía, filmada con un celular por un transeúnte y publicada en internet, provocó grandes protestas en todo el país.

Publicidad

Casi un año después, el Departamento de Justicia había iniciado una investigación oficial para determinar si, más allá de hechos individuales, había problemas sistemáticos en los cuerpos policiales de esta ciudad de 425.000 habitantes, entre las más desiguales de Estados Unidos.

El anciano acusado de disparar a un adolescente afroamericano que tocó su timbre por error enfrenta cargos graves

Durante dos años, los investigadores estudiaron detenidamente los informes de incidentes policiales entre 2016 y agosto de 2022, analizaron las imágenes de las cámaras de los agentes y escucharon a miles de testigos. Y sus conclusiones son definitivas.

Publicidad

“Muchos oficiales están haciendo su trabajo difícil con profesionalismo, coraje y respeto. No obstante, nuestra investigación ha concluido que los problemas sistémicos hicieron posible que pasara lo que le sucedió a George Floyd”, señala la introducción del informe.

“Durante años, la Policía de Minneapolis ha utilizado técnicas y armas peligrosas contra personas que solo han cometido delitos menores o ningún delito en absoluto”, consideraron los funcionarios. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad