El ministro británico de Sanidad, Sajid Javid, alertó este viernes de que la nueva variante de coronavirus B.1.1.529 podría suponer “un riesgo sustancial para la salud pública” y genera “una enorme preocupación a nivel internacional”.

En una declaración ante la Cámara de los Comunes, Javid señaló que esta nueva variante detectada por primera vez en el sur de África "cuenta, inusualmente, con un gran número de mutaciones" y recordó que la Agencia de seguridad Sanitaria del Reino Unido la clasificó de "nueva variante bajo investigación con prioridad muy alta".

Según dijo, "es altamente probable" que la B.1.1.529 se haya "propagado ya a otros países".

"Nos preocupa que esta nueva variante pueda representar un riesgo sustancial para la salud pública. Tiene un inusual gran número de mutaciones", subrayó Javid.

Publicidad

El titular de Sanidad observó de que a raíz de los primeros datos de los que disponen los expertos "las vacunas actuales podrían resultar menos efectivas contra ella".

Según el ministro, el Reino Unido "se encuentra en una posición fuerte gracias a la reapertura (de la economía con el levantamiento de las restricciones) durante el verano y por el programa de las dosis de refuerzo" aunque subrayó que se debe "actuar con precaución".

"Las primeras indicaciones muestran que esta variante podría ser más transmisible que la delta y que las vacunas actuales podrían ser menos efectivas frente a ella", indicó.

También destacó el hecho de que podría tener un "impacto en la efectividad de uno de los principales tratamientos (contra la covid-19), el Ronapreve".

Publicidad

"Trabajamos con nuestros socios internacionales, entre ellos Sudáfrica y la Unión Europea (UE), para asegurar que hay una respuesta alineada", señaló el ministro.

En este sentido, Javid remarcó que la nueva variante es un "recordatorio para todos de que la pandemia está lejos de haber terminado" e instó a la ciudadanía a "actuar con precaución".

El ministro anunció ayer que este país vetará desde hoy los vuelos procedentes de seis países africanos, entre ellos Sudáfrica, ante la propagación de la B.1.1.529.

En concreto, el Ejecutivo ha decidido suspender temporalmente todos los servicios aéreos desde Sudáfrica, Namibia, Lesoto, Esuatini, Zimbabue y Botsuana. (I)