El martes 4 de octubre del presente año, el actor Pablo Lyle fue declarado culpable de homicidio involuntario por la muerte de Juan Ricardo Hernández, de 63 años, y de origen cubano, quien falleció en el 2019, tras protagonizar un altercado con el protagonista de dramáticos mexicanos.

Lyle, de 35 años, había comunicado a la jueza Marisa Tinkler Méndez, al frente del caso en la Corte Criminal de Miami-Dade, que por iniciativa propia y bajo el consejo de sus abogados no testificaría en la audiencia, así lo indicó Infobae.

Las palabras de la fiscal en el caso de Pablo Lyle

El actor, conocido por su actuación en telenovelas como “La sombra del pasado” afirmó que su decisión no estuvo sometida a presión alguna. El jurado estuvo compuesto por 6 personas y llegó al veredicto luego de un día de deliberaciones.

Publicidad

“Ella estuvo en territorio español por más de 183 días”: las pruebas que demuestran que Shakira sí residía en España y llegó a realizar más de 500 pagos en establecimientos comerciales entre gym, peluquería y compras

Esto ocurrió después de que la fiscal Gabriela Alfaro repitiera las palabras “por favor, no me hagas daño”, supuestamente las última expresión que pronunciara Hernández antes de caer mortalmente al suelo en el suceso de hace tres años.

Los abogados del actor mantuvieron que Lyle actuó en defensa propia y solicitaron otra vez, y de nuevo sin éxito, la desestimación del caso bajo la ley de defensa propia del estado de Florida.

Pablo Lyle podría enfrentar una sentencia de hasta 15 años de prisión. Este período lo decidirá un juez en una audiencia posterior, y podrá determinar si acorta los años que deberá pasar tras las rejas.

El final del juicio de Pablo Lyle

Según reseña BBC, el final del juicio, iniciado el 20 de septiembre, tuvo una amplia cobertura en los medios de comunicación en español en Estados Unidos, quienes transmitieron en directo la audiencia de este martes.

Publicidad

Revelan crudas y explicitas declaraciones de la supuesta acusación del sobrino de Ricky Martin: “Fue en el teatro Marquis, para mi cumpleaños número 11”

Lyle, quien estaba vestido con un traje azul, se mantuvo serio mientras escuchaba el veredicto de culpabilidad y a la jueza Marisa Tinkler Mendez ordenar su detención.

El actor había permanecido bajo arresto domiciliario hasta este martes. Antes de ser esposado y llevado a prisión, Pablo se despidió de su esposa, Ana Araujo, y otros familiares con besos y abrazos.

En sus argumentos finales, la fiscal Alfaro dijo el lunes que lo ocurrido no fue una escena de telenovela, sino algo real, también indicó que el día del altercado Lyle sintió ira y que no estaba en una posición de defenderse a sí mismo o a su familia.

“Ese golpe que le dio el señor Lyle hizo que la víctima cayera hacia atrás para golpearse la cabeza y abrirse el cráneo, heridas que causaron su muerte”, concluyó la fiscal. (I)

Te recomendamos estas noticias