Elector busca candidato. Como en las aplicaciones “para buscar pareja”, miles de franceses confiaron en la tecnología para encontrar su presidente o presidenta ideal en esta elección, en la que el voto de los indecisos se anuncia clave.

Elyze, Le Quizz du Berger, La Boussole électorale... El abanico de sistemas proliferó para ayudar a escoger a los electores entre los 12 candidatos de la primera vuelta de la presidencial del domingo y del balotaje dos semanas después.

“Quería crear una herramienta que ayudara a la gente a encontrar a su candidato, pero a encontrarlo de forma inteligente”, asegura a la AFP Arnaud Ambrosselli, un desarrollador web de 35 años detrás del sitio Le Quizz du Berger.

Más de 150.000 personas usaron ya su sistema basado en 102 preguntas sobre 17 temas (trabajo, cultura, finanzas,...). A medida que se completan los temas, el sitio muestra con qué candidato se tiene más afinidad y permite comparar el resultado con amigos.

Publicidad

Ambrosselli, que desarrolló el sitio en código abierto y de manera voluntaria, también busca “apaciguar un poco el debate eléctrico en Francia” y hacer ver que “pocas veces se piensa 100% igual que su candidato” preferido. “La vida es más compleja”.

“Evidentemente, la aplicación no pretende dar instrucciones de voto ni decir a qué candidato hay que votar”, precisa por su parte a la AFP Grégoire Cazcarra, un estudiante en Ciencias Sociales de 22 años y cofundador de la aplicación Elyze.

Junto al otro fundador, François Mari, lanzaron en enero la popular aplicación, que lleva ya “más de 2 millones de descargas”, porque la cobertura de la campaña presidencial se centraba más en la imagen de los candidatos y no tanto en el programa.

“Constatamos un gran interés de muchos jóvenes por comprender mejor el proyecto de los candidatos”, explica este activista contra la abstención, aunque precisa que Elyze no basta para decidir un voto y que la imagen y personalidad también cuenta.

Publicidad

“Para buscar pareja”

Es el caso de Lucie Houilliez. Esta ingeniera hortícola de 37 años utilizó Le Quizz du Berger para saber qué candidatura se acercaba más a sus ideas, máxime cuando “los programas parecen muy similares” y “los candidatos dicen sustancialmente lo mismo”.

¿Votará por el candidato con mayor afinidad según el sitio? “No, pero sí por uno que aparece en el top 3. Lamentablemente, el primer candidato no me inspira confianza”, asegura a la AFP esta mujer francesa, que votará desde un país europeo.

Para calcular la afinidad, el sistema desarrollado por Ambrosselli otorga de 0 a 5 puntos por cada respuesta según el grado de coincidencia con un candidato. Y, para elaborar las respuestas, recurrió a estudiantes del instituto Sciences Po de Toulouse.

“La primera versión la hice yo solo y mis amigos que la probaron dijeron que no era neutral. Con la segunda versión, todo el mundo halló su candidato”, explica su creador. Dos estudiantes de derechas y dos de izquierda elaboraron así el cuestionario.

Publicidad

A diferencia de Le Quizz du Berger, que plantea varias respuestas, los usuarios de Elyze escogen entre cuatro emoticonos --”no lo sé”, “me gusta”, “me gusta mucho” o “no me gusta”--, como en las aplicaciones “para buscar pareja”, dice Cazcarra.

“Imaginamos este sistema de ‘swipes’ para poner de relieve las ideas”, agrega. Para garantizar la neutralidad, cada pregunta está acompañada de un recuadro explicativo, con su fuente, y un equipo de 30 voluntarios, como él, lo van actualizando.

“Mucha indecisión”

“Ningún candidato se beneficia del mínimo trato de favor”, subraya el también autor del libro “Aux urnes!” y presidente del movimiento Les Engagés, y constata un mayor interés en Elyze “a medida que se acerca la fatídica fecha de la votación”.

El actual presidente centrista, Emmanuel Macron, encabeza los sondeos de la primera y segunda vuelta, pero la diferencia se acorta frente a su principal rival, la ultraderechista Marine Le Pen. En tercera posición llega el izquierdista Jean-Luc Mélenchon.

Publicidad

En la recta final, los candidatos se esfuerzan en movilizar a los 48 millones de electores, máxime cuando sólo un 69% afirma que votará con seguridad. De estos, uno de cada tres aún duda sobre a quién votar, según un sondeo reciente de Ipsos-Cevipof.

“Este año hay mucha indecisión, mucha más abstención potencial”, constató el lunes en France Info Mathieu Gallard, de Ipsos, para quien esta “última semana de campaña” será “decisiva” porque podrá hacer que se movilice parte de los indecisos y abstencionistas. (I)