La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo hoy que ha verificado que 62 estructuras de atención médica en Ucrania han sido afectadas por ataques desde que empezó la invasión por parte de Rusia y que otros incidentes similares están siendo investigados.

Esto supone veinte ataques adicionales con respecto a los que reportó hace menos de una semana.

En estos ataques murieron al menos 15 personas y cerca de cuarenta resultaron heridas.

No se comunican los nombres de los establecimientos sanitarios atacados ni su localización por razones de seguridad, indicó la OMS.

Publicidad

La identidad de las fuentes tampoco se desvela para evitar "daños adicionales a los supervivientes o a la población circundante", precisó la portavoz de la organización, Margaret Harris, en rueda de prensa.

Los ataques contra instalaciones sanitarias son un crimen grave de acuerdo al derecho internacional, que establece que deben ser protegidas incluso en tiempos de guerra.