A propósito de la aplaudida y polémica primera orden del nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, de traer la espada de Simón Bolívar a su toma de posesión en la plaza del Libertador, la historia por este emblema cobra interés.

La espada fue llevada a la investidura de Petro por cuatro soldados del Batallón Guardia Presidencial en una urna de cristal y con el arma dentro. Cabe recordar que, el expresidente, Iván Duque, dio como última orden de su gestión no llevar la espada a la toma de posesión, publicó El Tiempo.

Petro presidente: el inesperado protagonismo de la espada de Bolívar, objeto de la primera orden de Petro como mandatario de Colombia

Gustavo Petro quiere que la espada de Simón Bolívar se envaine

Para el nuevo presidente, la espada de Bolívar ahora “será del pueblo” y por ello ordenó que estuviera presente y marcar un antes y un después en la política colombiana. “Esta espada tiene tanta historia y hoy sumará una más”.

“Llegar aquí junto a esta espada, para mí, es toda una vida, una existencia. Quiero que nunca más esté enterrada, quiero que nunca más esté retenida; que solo se envaine, como dijo su propietario, El Libertador, cuando haya justicia en este país”, afirmó Gustavo Petro en su discurso de investidura.

Publicidad

Petro aseguró que la quería en el acto porque “quizás, para los próximos presidentes y presidentas, cuando se posesionen, se vuelva un hecho permanente, protocolario, simbólico, que los acompañe siempre, que las acompañe siempre la espada libertaria de Bolívar”, dijo.

Historia de la espada de Simón Bolívar

Fue en el año 1924 cuando se inventarió y ornamentó con un escudo en relieve de la Gran Colombia, decoración vegetal y las tres estrellas del General Bolívar. El hermoso emblema simbólico permaneció guardado en una urna de la Quinta de Bolívar, en el centro de Bogotá, hasta 1974.

Para el 17 de enero de ese año, bajo el lema “Bolívar, tu espada regresa a la lucha”, el grupo guerrillero Movimiento 19 de Abril (M-19), al cual perteneció el ahora presidente Petro, la robó y la mantuvo en su poder a lo largo de 17 años.

El mismo Gustavo Petro en 1988 reveló en una entrevista con el periodista Daniel Coronell que “la espada de Bolívar será presentada públicamente. Está en Colombia y seguirá en Colombia”, cuando todos se preguntaban qué había pasado con el arma del libertador.

Publicidad

Tres años más tarde, el 31 de enero de 1991, la guerrilla devolvió la espada al gobierno colombiano en un acto que se realizó en la Quinta de Bolívar, luego de la firma del acuerdo de paz entre el extinto M-19 y la administración de Virgilio Barco Vargas.

El emblema patrio fue guardado en un depósito del Banco de la República y luego en la Casa de Nariño, desde donde Petro pidió su traslado a la investidura. (I)

Te recomendamos estas noticias