Tiene 22 años y recién inicia una nueva vida. Los médicos, según su familia, dijeron que tenía solo 1% de probabilidad de sobrevivir. Sus pulmones colapsaron al intensificar el vapeo y requirió doble trasplante.

Unos fuertes dolores de estómago lo hicieron ir a una consulta el 18 de octubre de 2023. En la clínica, según narró New York Post, a Jackson Allard lo dejaron hospitalizado por presentar bajos niveles de oxígeno.

Al joven, de Dakota del Norte, lo diagnosticaron con neumonía doble y “su estado empeoraba, por lo que fue trasladado a Minnesota”.

Publicidad

Tan grave estaba que, de acuerdo con la abuela de Jackson, Doreen Hurlburt, “un médico dijo que tenía un 1% de posibilidades de vivir”.

En Noticias Telemundo reseñaron que los galenos de Dakota del Norte informaron a los parientes que el joven “sufría de parainfluenza, un virus que puede causar infecciones respiratorias. Su estado derivó en neumonía y luego, en síndrome de distrés respiratorio agudo, una lesión potencialmente letal causada por la acumulación de líquido en los pulmones”.

Cuando le hicieron las radiografías, ni siquiera se le veía el corazón. Estaba todo blanco. Eso significa que todo el pulmón estaba lleno de líquido

Doreen Hurlburt, abuela de Jackson Allard

La condición de Jackson empeoró tan dramáticamente que los médicos decidieron ponerlo en soporte vital, difundió New York Post al citar el Wahpeton Daily News. El joven luchó por su vida y para la medicina, la opción para sobrevivir era un trasplante doble de pulmón.

Publicidad

Permaneció 70 días conectado a un equipo de respiración artificial, dijo Telemundo, medio que reseñó que a comienzos de enero de 2024 Jackson recibió sus nuevos pulmones.

Verdades sobre el vapeo ¿Es tan nocivo como el cigarrillo? Lo que los adolescentes no quieren saber

Vapeaba todo el tiempo

La abuela narró que su nieto desarrolló sus síntomas debido a su terrible hábito de vapear. Comenzó a fumar cigarrillos electrónicos entre los 16 y 17 años. Luego empezó con el “vapeo intenso”, reseñaron en Telemundo.

Publicidad

“Tienes que dejar de vapear, le decíamos”, contó Hurlburt. Una y otra vez, aseguró la mujer, insistían, pero el chico respondía: “Es mejor que los cigarrillos”. Para la abuela, Jackson “era un gran vapeador. Vapeaba todo el tiempo”.

Angustiada, Doreen Hurlburt, de acuerdo con New York Post trataba de explicarle: “Bueno decían, con el cigarrillo en 50 años tendrás cáncer de pulmón, en 5 años, si vapeas te verán con daño pulmonar permanente”.

Hurlburt afirmó, según Telemundo, que “los médicos sospechaban que el uso de cigarrillos electrónicos le impidió recuperarse de su infección vírica inicial”.

Los científicos aún no comprenden del todo la relación entre el vapeo y las enfermedades pulmonares.

Estando hospitalizado, el corazón comenzó a fallarle y los nervios se apoderaron de la abuela. “Pensé que lo íbamos a perder. Estaba segura de que no iba a sobrevivir a esto, pero en mi mente seguía imaginándolo volviendo a casa”, dijo a KVLY-TV, según el medio neoyorquino.

Publicidad

Combinar vapeo con cigarrillo tradicional triplica el riesgo para la salud

Se dio el doble trasplante de pulmón

El joven, en palabras de su familiar, “no tenía ni idea de lo malo que era para él (vapear)”.

“El día antes de que lo intubaran, dijo: ‘No tenía ni idea de que podía ponerme tan enfermo’”. El doble trasplante de pulmón “salvó a Allard el 1 de enero”, publicó New York Post.

Ese medio afirma que la vida del chico “cambiará para siempre, tanto a corto como a largo plazo, ya que nunca más podrá beber ni fumar”. Eventualmente, “necesitará otro trasplante más adelante”.

(I)

Te recomendamos estas noticias