La alianza que mantienen Israel y Estados Unidos lleva varias décadas, pero en las últimas semanas de la guerra israelí contra el grupo islamista palestino Hamás, las autoridades estadounidenses han comenzado a rechazar la magnitud de los ataques que se producen en la Franja de Gaza.

El conflicto, que se inició en octubre del 2023 con un ataque de Hamás, ya se ha cobrado más de 32.500 víctimas mortales y mantiene a más de un millón de gazatíes con una falta de alimento extrema.

En los pasados meses, Estados Unidos ha votado en contra de la resolución que pide el “cese el fuego inmediato” en Gaza, en el Consejo de Seguridad de la ONU. Pero, tras semanas de creciente tensión y discrepancias sobre el avance de la guerra, Estados Unidos se abstuvo de votar en la más reciente reunión del Consejo, provocando que las autoridades israelíes cancelaran una reunión programada para esta semana en la Casa Blanca.

Publicidad

Israel continúa bombardeando la Franja de Gaza, pese a que la ONU pidió un cese al fuego

Sin embargo, el presidente de Israel, Isaac Herzog, aseguró este jueves que tanto su país como Estados Unidos comparten “los mismos objetivos”, tras reunirse con una delegación de congresistas estadounidenses del Partido Demócrata, encabezada por el lobby pro-israelí AIPAC.

Los Estados Unidos de América no tienen mayor amigo que Israel, e Israel no tiene mayor amigo que los Estados Unidos de América. Este vínculo inquebrantable, esta alianza, es más fuerte que nunca e irremplazable”, dijo Herzog.

“Compartimos con los Estados Unidos de América y con el presidente de Estados Unidos, nuestro querido amigo el Presidente Joe Biden, la misma visión de erradicar el terrorismo, de traer a los rehenes de regreso a casa. Una visión de avanzar hacia la paz con nuestros vecinos”, continuó Herzog, que antepuso ese camino hacia la paz a la necesidad de acabar “con la capacidad de nuestros enemigos de provocar terrorismo desde Gaza”.

Publicidad

Europa demanda una investigación a por la matanza de civiles palestinos durante el reparto de ayuda humanitaria

Ayer, la Casa Blanca confirmó que Israel había aceptado reprogramar la visita que habían cancelado, y que podría tener lugar la próxima semana.

“Estamos trabajando para que tenga lugar esta importante reunión” sobre Rafah, añadió la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, en una rueda de prensa.

Publicidad

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se reunió ayer también en Jerusalén con congresistas estadounidenses de ambos partidos, ante quienes agradeció el apoyo de la Administración de Biden contra los que buscan “destruir” a Israel, dijo, como Irán, el grupo chií libanés próximo a esta potencia, Hizbulá, o los hutíes en Yemen.

Además, recordó los tres objetivos de la guerra en Gaza: destruir las capacidades militares y de gobierno de Hamás, devolver a los 134 rehenes y lograr que Gaza no “vuelta a representar una amenaza” para Israel. (I)