Las Fuerzas Armadas de Perú y la Policía Nacional incautaron un arsenal compuesto de granadas de guerra, explosivos de fabricación casera y municiones, perteneciente a un grupo remanente de Sendero Luminoso que aún permanece activo.

Los pertrechos fueron hallados en una fosa ubicada a un kilómetro aproximadamente del caserío llamado Libertad, que se encuentra dentro del municipio de Santo Domingo de Acobamba, de la céntrica región de Junín, según precisó este martes el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas en un comunicado.

La zona forma parte del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), una extensa área en la vertiente oriental de los Andes que es la mayor cuenca cocalera de Perú y que sirve de reducto del Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP), como se autodenomina el último remanente en activo de Sendero Luminoso.

Entre los objetos hallados hay 26 cartuchos de dinamita, 7 granadas, 2 barras de explosivos y más de 50 envases con explosivo de fabricación casera.

Publicidad

También se encontró un cargador desabastecido para un fusil de asalto, así como numerosas municiones para armas similares y elementos para hacer estallar los explosivos como mechas, cables y detonadores.

Además de los pertrechos bélicos, había volantes con propaganda y manifiestos subversivos vinculados al MPCP, cuyos miembros actúan en la zona financiados por el narcotráfico, al que a cambio protegen frente a las acciones de las fuerzas de seguridad estatales.

Ecuador no tuvo nexos con Sendero Luminoso, pero su existencia influyó en cambios en aparatos de inteligencia de la región

La incautación de todo este material fue realizada el lunes en coordinación con la Fiscalía por una patrulla integrada de fuerzas especiales, tanto militares como policiales.

Tras la intervención, la patrulla fue extraída en helicópteros y transportada por vía aérea hacia la región de Jauja, también en Junín, para las diligencias correspondientes.

Publicidad

El VRAEM es el último escenario activo del sanguinario conflicto armado interno (1980-2000) desatado en Perú por el grupo maoísta Sendero Luminoso y el marxista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), que causó unos 69.000 muertos, según el informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR).

Desde fines de los años 90, cuando toda la cúpula de Sendero Luminoso fue capturada, los hermanos Quispe Palomino se hicieron con la organización en el VRAEM.

De los tres hermanos, ahora solo queda vivo Víctor Quispe Palomino (“camarada José”), quien se estima que está al mando de un centenar de hombres armados, aunque se desconoce el número exacto de personas que forman parte de esta organización. (I)