Las autoridades separatistas de Nagorno Karabaj indicaron el lunes por la noche que la explosión de un depósito de combustible causó más de 200 heridos, y pidió una asistencia exterior urgente para enfrentar la catástrofe.

“El número de heridos tras la explosión de un depósito de combustible supera los 200. La mayoría se encuentran graves o muy graves”, declaró el encargado de derechos humanos de la autoproclamada república, Gegham Stepanyan, en las redes sociales.

La región de Nagorno Karabaj es habitada por armenios pero perteneciente a Azerbaiyán.

Publicidad

Según informó el Ministerio del Interior local, hay muertos y heridos, sin precisar, aunque algunos medios locales hablan de más de 200 afectados.

Los servicios de emergencia participan en las labores de rescate y ya han trasladado a numerosos heridos a los hospitales más cercanos.

Cuanto ocurrió la explosión, en las inmediaciones del depósito de combustible se encontraba un gran número de automóviles con karabajíes que quieren abandonar el enclave tras la derrota militar la pasada semana ante el ejército azerbaiyano.

Publicidad

El depósito se encuentra cerca de la carretera que une la capital regional, Stepanakert (Jankendi para los azerbaiyanos) con la ciudad de Askerán.

Según informó el Gobierno, unas 6.650 personas que se vieron desplazadas por la reciente operación militar azerbaiyana en Nagorno Karabaj llegaron a Armenia desde que comenzó la evacuación el domingo.

Publicidad

Azerbaiyán está recuperando el control de Nagorno Karabaj, una región del sur del Cáucaso. Oficialmente pertenece a Azerbaiyán, pero llevaba décadas bajo el control de fuerzas armenias; en la práctica, ha funcionado como un territorio independiente. Se teme un gran éxodo hacia Armenia por miedo a una limpieza étnica. (I)