En medio de una reunión municipal en Upper West Side el último miércoles, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, arremetió contra la migración que se encuentra enfrentando la metrópoli.

Durante su intervención, Adams señaló que está viviendo un problema que no lo había enfrentado antes y que no le ve un final.

“No veo un final para esto. Este problema destruirá la ciudad de Nueva York. Destruirá la ciudad de Nueva York”, indicó.

Publicidad

Centenares de migrantes continúan a la espera de un alojamiento y la oportunidad de trabajar en Nueva York

El alcalde explicó que se encuentran lidiando con una afluencia de 10.000 inmigrantes al mes y que el déficit que enfrentan es de 12 mil millones de dólares.

“Una vez recibíamos de Venezuela, ahora llegan de Ecuador, ahora tenemos de Rusia viniendo por México, ahora llegan de África occidental. Ahora recibimos gente de todo el mundo, han decidido que van a ingresar por la parte sur de la frontera y venir a la ciudad de Nueva York”, manifestó.

Debido al recorte señaló que los servicios se verán afectados.

Publicidad

“Va a llegar a sus vecindarios. Todos nosotros nos veremos afectados por esto. Lo dije el año pasado cuando teníamos 15.000. Se lo digo ahora con 110.000. La ciudad que sabíamos que estábamos a punto de perder. Y estamos todos juntos en esto”, añadió.

El funcionario acusó al gobernador de Texas, Greg Abbott, de provocar la situación al trasladar a migrantes a zonas denominadas santuarios. (I)