España dio un paso importante en la defensa de los derechos de los animales este miércoles ya que otorgó a las mascotas (animales de compañía) un estatuto jurídico diferente al de los bienes materiales bajo el que serán considerados “seres vivos dotados de sensibilidad”.

El cambio legal se logró con una triple reforma legal del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil aprobada definitivamente por el Congreso de los Diputados el pasado 2 de diciembre y publicada el 16 de diciembre en el Boletín Oficial del Estado, recoge La Vanguardia.

Bajo la nueva norma, tendrán un tratamiento legal diferente a la de cualquier objeto inanimado, por lo que se prohíbe el abandono de las mascotas y no se les puede causar sufrimiento o dolor.

Además, cuando se encuentre una mascota perdida se debe devolver a su legítimo dueño, aunque hay excepciones si se registran indicios de que el animal ha sufrido maltrato.

Publicidad

La reforma establece también que, en materia hipotecaria, los animales domésticos tampoco podrán ser sujetos de embargo ni de garantía para préstamos.

Gracias a las modificaciones legales, en caso de un divorcio, un juez podrá decidir con quién se queda la mascota “atendiendo al interés de los miembros de la familia y al bienestar del animal”. Se puede contemplar la custodia compartida y el pago de manutención.

En el caso de la muerte de sus dueños, las mascotas se considerarán en los testamentos y si no fueron contemplados en últimas voluntades, se entregarán a los herederos que los reclamen, pero mientras se cumple el proceso serán enviados a centros de acogida de animales abandonados y, en caso de no haber herederos, podrán cederlos a un tercero para su cuidado y protección, refiere El País.

Asociaciones de defensa de los animales ven estos cambios de forma muy positiva y dicen que España está siguiendo el camino de otros países europeos como Francia, Alemania, Suiza o Portugal.

Publicidad

Para su aprobación, todos los bloques parlamentarios votaron a favor de esta medida menos el ultraderechista Vox, que lo hizo en contra, ya que lo considera un “disparate”, y el Partido Popular, que se abstuvo.

Otros proyectos en favor de los animales

Está previsto que en las próximas semanas el Consejo de Ministros empiece a tramitar el anteproyecto de la ley de protección animal, que deja fuera a las especies de producción de alimentos, a la ganadería y la tauromaquia y que busca prohibir el sacrificio de animales salvo por una causa justificada, con lo que se evitaría la muerte de los ejemplares que lleguen a las perreras si nadie los adopta.

Las otras posibles futuras normas buscan crear un sistema de registros de protección animal, de profesionales que trabajan con ellos y uno más de personas inhabilitadas para tener animales.

Sin embargo, algunas de las medidas han generado polémica como la prohibición de dejar a un perro sin supervisión más de 24 horas y la eliminación de la lista de perros peligrosos.

Publicidad

Otras medidas son el veto al uso de fauna salvaje en los circos, el fin de la venta de mascotas en tiendas, la prohibición de cría y venta de animales por particulares, la obligación de esterilizar a las mascotas si conviven varios ejemplares de distinto sexo que se puedan reproducir.

Y está en marcha también una reforma del Código Penal que prevé endurecer las penas por maltrato animal. (I)