España prorrogó hasta el próximo 30 de abril la restricción temporal de viajes no imprescindibles desde terceros países a la Unión Europea y países asociados Schengen por razones de orden público y salud pública con motivo de la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus.

Así lo recoge la orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), y que alarga las restricciones que finalizaban este 31 de marzo. La anterior prórroga fue autorizada el pasado 26 de febrero, cuando el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, prorrogó las medidas un mes más.

La medida también fue comunicada a través de la cuenta de Twitter del Consulado español en Quito.

Sin embargo, la orden por la que se establecen criterios para la restricción temporal del acceso por vía terrestre al espacio Schengen a través del puesto de control de personas con el territorio de Gibraltar por razones de salud pública queda sin efectos a partir de hoy 30 de marzo.

Publicidad

Esta decisión llega unos días después de que el Gobierno de España decidiese no prorrogar la limitación de los vuelos directos y buques de pasaje entre Reino Unido y los aeropuertos y puertos españoles.

Gestión presencial de trámites suspendida

El Consulado español en Ecuador también informó que de acuerdo con el exhorto solicitado por el COE Nacional en relación al teletrabajo, y con el objetivo de salvaguardar la salud de usuarios y colaboradores, suspendió, desde el pasado 24 de marzo, la gestión presencial de trámites de registro civil consular. La suspensión durará ochos semanas (2 meses).

“Sin perjuicio de la posibilidad de presentar solicitudes para este tipo de visados y sin cita previa a través del servicio de mensajería”, indicó el ente diplomático.

También está suspendida la gestión presencial de las visas para estudios durante 8 semanas. Aunque se seguirán receptando y tramitando las solicitudes a través del servicio de mensajería.

Asimismo, se reducirán las citas diarias para la solicitud de renovación o expedición de pasaportes y se realizará la firma de actas y audiencias de forma restringida, siempre en ventanilla, previo consentimiento del interesado. (I)