Los votantes escoceses siguen muy divididos sobre su independencia, aunque quienes son contrarios a romper amarras con el Reino Unido tienen una “estrecha ventaja” respecto a los que están a favor de ello, según un sondeo divulgado el jueves.

“Si el referéndum fuera mañana, 44 por ciento de los escoceses votaría sí (a la independencia) mientras que 46% se opondría, y un 10% se muestra indeciso” según Savanta ComRes, que realizó el sondeo encargado por el diario escocés The Scotsman.

Este sondeo se publica dos días después de que la primera ministra escocesa anunciara el martes que quiere organizar un referéndum “consultivo” sobre la independencia en octubre de 2023, a pesar del fracaso de una consulta en 2014 y la negativa del gobierno británico a autorizar esta votación.

“Puedo anunciar que el gobierno escocés propone que el referéndum sobre la independencia se celebre el 19 de octubre de 2023″, dijo la ‘premier’ escocesa, Nicola Sturgeon, en el parlamento local.

Publicidad

Para organizar este referéndum, Sturgeon, jefa del partido independentista SNP, debe obtener el acuerdo del gobierno británico, que se opone firmemente.

Los escoceses ya habían sido consultados sobre el tema en 2014 y habían votado al 55% para permanecer en el Reino Unido.

Basándose en esa votación el primer ministro británico, Boris Johnson, sostiene que un referéndum de este tipo solo puede celebrarse “una vez por generación”.

El SNP estima, sin embargo, que el Brexit cambió la situación, ya que los escoceses se opusieron a él en 62%. (I)