Restos de barcos naufragados hace dos siglos, con cerámicas y otros artefactos en su interior, fueron hallados frente las costas de Singapur, un inédito descubrimiento que arroja luz sobre el pasado marítimo de esta Ciudad-Estado, indicaron arqueólogos.

La próspera Singapur ha sido durante mucho tiempo un centro de comercio marítimo en las rutas que conectan el océano Índico y el mar de China del sur.

Los pecios fueron hallados ante Pedra Branca, una estructura rocosa al este de Singapur, según el National Heritage Board y el Instituto ISEAS-Yusof Ishak.

La primera nave naufragada, descubierta después de que en 2015 submarinistas hallaran accidentalmente platos de cerámica, transportaba cerámicas chinas que posiblemente daten del siglo XIV.

Algunas de estas piezas eran similares a artefactos hallados en excavaciones terrestres, lo que demuestra que Singapur era ya un centro comercial mucho antes de la llegada de los colonizadores británicos en 1819.

Las exploraciones submarinas en torno al primer pecio condujeron al descubrimiento del segundo, que seguramente fuera el Shah Munchah, un barco comercial construido en India que se hundió en 1796 cuando navegaba desde China a India.

Los objetos recuperados en éste son cerámicas chinas, vasos, así como artefactos de ágata, anclas y cañones, según el National Heritage Board.

La inspecciòn y la recuperación de los objetos de ambos pecios fue terminada este año. (I)