El presidente de Francia, Emmanuel Macron, subrayó este viernes que el objetivo de su país es un alto el fuego y una retirada militar rusa de todo el territorio de Ucrania, tras el anuncio de Moscú de que va a centrar su operación militar en el Donbás, la zona del este de la antigua república soviética.

“Nuestro objetivo y obsesión es el alto el fuego y el alto el fuego sobre la totalidad del territorio, en primer lugar. Lo segundo a lo que debemos llegar es a la retirada de las tropas rusas y la retirada completa de todo el territorio. Esos dos objetivos son los que perseguimos”, afirmó el político en una rueda de prensa posterior a la cumbre europea celebrada entre ayer y hoy en Bruselas.

Añadió que mientras esas dos metas no se logren, seguirán aplicando sanciones a Rusia, ayudando a Ucrania y negociando.

En cualquier caso, admitió que una operación rusa "en todos los flancos de manera simultánea se ha visto contrariada por la resistencia heroica del pueblo ucraniano".

Publicidad

"Es la traducción, simplemente, de una elección frente a las dificultades operativas encontradas", señaló sobre la decisión de Rusia de concentrarse en el Donbás.

Evacuación de civiles

Macron también recordó que Francia ha decidido, junto con Turquía y Grecia, poner en marcha una operación humanitaria en la ciudad de Mariúpol, una de las más afectadas durante la invasión rusa de Ucrania, para evacuar a todos aquellos que quieran salir de esa urbe.

Aseguró que sobre ella hablará “en las próximas horas” con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y que hoy mantuvo discusiones “muy concretas” con el alcalde de Mariúpol, “en transparencia y conexión con el presidente (Volodimir) Zelenski y las autoridades ucranianas”. Añadió que Francia también tiene sus propios equipos “que se coordinan” y que van a negociar “con la parte rusa”.

Sobre la decisión de Rusia de aceptar pagos del gas solo en rublos, el presidente francés indicó que “todos los textos firmados son claros; está prohibido”.

Publicidad

"No es posible hoy hacer lo que se pide y no es contractual, y no pienso que haya hoy una voluntad de romper esos contratos por la parte rusa", expuso, y añadió que Francia es favorable a respetar los contratos y a pagarlos en la divisa prevista en ellos.

En cuanto a las compras colectivas de gas por parte de la Comisión Europea, de forma similar a lo que se hizo para la adquisición de las vacunas contra el coronavirus, consideró que se trata “del mejor instrumento para rebajar los precios del gas”. (I)