María Sánchez Garante, alias “Mamá Coco”, una anciana de 85 años fue capturada por la Policía Nacional del Perú (PNP) señalada de ser la líder de una organización criminal dedicada a la venta de drogas en San Juan de Miraflores.

El caso causó indignación en el país y se viralizó en las redes sociales por el alias y el parecido de la mujer con el personaje de Disney y que, junto a su esposo “Gepeto” y su nieta “La Sirenita”, tenían años operando en la localidad vendiendo pasta básica de cocaína (PBC), según Infobae.

En puerto de Guayaquil detectan 2,2 toneladas de droga cuyo destino era Países Bajos

Ella es la “Mamá Coco” narco capturada en Perú

María Sánchez Garante lideraba un “clan familiar”. La anciana es comparada por su gran parecido a la abuela de Miguel de la película de Disney, “Coco”, y es que, en las fotografías que circulan en las redes sociales, se puede ver que la peruana tiene un aspecto muy similar al personaje de ficción.

La detenida tiene una apariencia somnolienta, cabello divido para cada lado y pronunciadas arrugas en su rostro, al igual que el personaje interpretado por Ana Ofelia Murguía. Además, ambas están en silla de ruedas, aunque Sánchez Garante tiene 85 años y “Mamá Coco” tiene 108.

Publicidad

La “Mamá Coco” narco venía operando desde hace años junto a su esposo, Guillermo Villar Santisteban, alias “Gepetto”, de 70 años y Rocío del Pilar Muñoz Sánchez, “La Sirenita”, nieta de la traficante.

Sánchez Garante tiene un prontuario. La mujer peruana ya había pagado un año de cárcel por el mismo delito hace años atrás, pero eso no le sirvió como castigo para dejar la vida criminal.

Así capturaron a la “Mamá Coco” narco

La PNP recibió denuncias a través de WhatsApp por parte de los vecinos, cansados de la venta de estupefacientes en la zona y la delincuencia que los azotaba. Oficiales iniciaron una investigación y tenían en la mira a la familia.

Durante la noche del domingo 26 de junio, ya con la familia identificada, el Escuadrón Verde de la PNP consiguieron la orden judicial y allanaron el domicilio de Sánchez Garante, ubicado en Los Laureles de Pamplona.

Publicidad

En el allanamiento encontraron a la pareja descansando en una de las habitaciones; en la otra, la nieta y una bebé de cerca de dos años de edad. En el sitio, los oficiales los interrogaron uno a uno.

Mientras “Mamá Coco”, buscó disimular el contenido de sus bolsillos y distraer a los policías, “Gepetto” negó en todas las oportunidades pertenecer a la presunta organización criminal. Su nieta, por su parte, evadió todas las preguntas de los oficiales.

Sin embargo, en el dormitorio de “La Sirenita” hallaron una gran cantidad de ketes con pasta básica de cocaína en estado sólido, en total consiguieron 3 mil. También incautaron el dinero recaudado por las ventas de ese día.

La PNP había utilizado un personaje encubierto. El colaborador de la entidad entregó dinero a la banda y luego de algunos minutos, Rocío Muñoz, procedió hacer la entrega de las dosis de PBC a las afueras del domicilio.

La organización atendía durante todo el día y los encargados de recibir a los clientes eran “Gepeto” y “La Sirenita”, mientras que “Mamá Coco” era la cabeza de la banda. (I)

Te recomendamos estas noticias