“Creo que no le agrado”. Eso piensa un niño de su madre. Al decirlo, el nené lleva sus manos a los ojos. “Dame un segundo”. Eso le pide a la mujer que lo interroga. Sin duda, las lágrimas lo desbordan.

Ese niño es el protagonista de un conmovedor video que está haciendo llorar a muchos. ¿Y cómo no, si lo que provoca es correr a abrazarlo? Pide, en su inocencia, mayor atención de sus padres.

La cotidianidad de esta familia de Corea del Sur es mostrada en fragmentos también y a los papás se les ve haciendo cariños y llevando en brazo a su segundo hijo, un bebé. Mientras al mayor lo graban solo en su habitación llena de carritos y otros juguetes. Pero solo.

Publicidad

Educación: qué es la "crianza positiva" y cómo puedes usarla para ser "firme pero amable" con tus hijos

Quién es el niño surcoreano deprimido

Al niño lo identifican como Geum Ji Eun y sale en “uno de los capítulos del programa My Golden Kids, del medio surcoreano Channel A”, señala El Tiempo.

Se trata, explican, “de un espacio de televisión dedicado a las familias que tienen problemas con la crianza de sus hijos”.

Esta es la dura conversación con el niño

- ¿Quién te cae mejor?

Publicidad

- No lo sé. Estoy solo en casa. Nadie juega conmigo.

- ¿Y qué hay de tu papá?

Publicidad

- Da miedo cuando se enoja.

- ¿Qué quieres de tu papá?

- Espero que me llame de forma cariñosa. Espero que me llame dulcemente.

Foto: Pixabay/mojzagrebinfo

- ¿Y qué hay de tu mamá?

Publicidad

- Creo que no le agrado.

Con la respuesta, el niño se quiebra. Y quien ve el video queda impactado. La conclusión que a su corta edad ofrece es demoledora.

- ¿Lo has hablado con tu mamá?

- Ella nunca me escucha. Quisiera que mi mamá juegue conmigo.

En el espacio de TV muestran escenas del niño en un parque infantil, con su madre y su hermanito.

Geum le dice a su mami que no juega por mucho tiempo porque siente miedo.

El trato de la progenitora no es el mejor. Le dice que juegue que ella va a cambiar el pañal del otro niño.

-Mamá, solo tienes que ir y volver.

La ansiedad al ver que queda solo lo afecta. El niño solo trata de que su madre lo acompañe, lo vea jugar y juegue con él.

Otro momento desgarrador es cuando Geum busca el reconocimiento de su madre porque ha puesto todos los juguetes como lo exige el juego y no la encuentra.

El infante llora, la busca y al ver que no aparece comienza a gritar. Las expertas del programa se muestran impactadas también: “Él solo quiere jugar con mamá”, coinciden.

El rol de las madres modernas, estas son las herramientas que usan para la crianza

Desapego

En El Tiempo señalan que el episodio 169 “presenta en principio al menor como un ser problemático al agredir a su abuela. “¿Cuál es la razón de su comportamiento?”. Eso motivó a los papás a pedir ayuda.

El evidente desapego que los padres tienen con Geum lo analizaron los expertos del programa. En esta familia, en ese hogar, no hay que darle muchas vueltas, falta amor.

Los papás al ver y escuchar a su hijo, por momentos, también dejan escapar algunas lágrimas.

La teoría del apego en la crianza de los niños: Sus fortalezas y debilidades

Qué opinan en redes sociales

Algunos usuarios en redes “creen” solo en las lágrimas del papá.

  • Adriana Paiva: “En todo el capítulo la señora demostró el poco interés y cariño que siente por su bebé, lo ignora y le hace comentarios feos permanentemente, no le da la atención que merece”.
  • Mara Agudelo: “Se me hizo un nudo en la garganta cuando dijo dame un segundo”.
  • Camila Barrios: Que tu hijo te diga eso… fallaron como padres. No tengan hijos si van a ser así.
  • Stéfany Vásquez: “Cuánto dolor guarda su pequeño corazón”.
  • Yésika Campo: “Me muero… quisiera darle mucho amor y jugar con él y decirle que es hermoso. Hay que apapacharlo (consentirlo)”.
  • Kevin Villaci: “Quisiera tenerlo conmigo y cuidarlo”.
  • La usuaria analopez2013 dijo: “Cada vez que lo veo, se rompe mi corazón, se ve que es un niño bueno, inteligente, formal, que necesita muchísimo amor. Yo que me trago a besos a mis hijos desde que me levanto hasta que me acuesto, los amo demasiado y veo este ángel precioso y cómo lo tratan y quisiera salir corriendo a su lado. Ojalá su madre en verdad haya entendido lo que está sucediendo con su hijito”.

(I)

Te recomendamos estas noticias