El Salvador registró el sábado el día más violento de su historia reciente con 62 asesinatos en medio de una escalada iniciada el viernes, según confirmó la Policía Nacional Civil (PNC) este domingo.

La PNC oficializó este dato, que ya habían adelantado fuentes extraoficiales, cuando se esperaba el comienzo de una sesión plenaria extraordinaria en la Asamblea Legislativa para la votación de un régimen de excepción.

La escalada de asesinatos de este fin de semana llegó a 76 homicidios en dos días, con los 14 del viernes.

La cifra más cercana a los 62 asesinatos del sábado es la de 51 homicidios en un solo día registrados en agosto de 2015, cuando el país vivió su año más mortífero tras el final de la guerra civil (1980-1992).

Publicidad

“No retrocederemos en esta #GuerraContraPandillas, no vamos a descansar hasta capturar y llevar ante la justicia a los criminales responsables de estos hechos”, publicó la PNC en Twitter.

Esta etiqueta de "guerra" ha sido adoptada por funcionarios del Gobierno, como el ministro de Seguridad, Gustavo Villatoro.

El antecesor del presidente Nayib Bukele también adoptó una estrategia de confrontación directa con las pandillas tras la ruptura de una tregua impulsada por el expresidente Mauricio Funes (2009-2014).

El presidente Bukele solicitó el sábado desde Twitter al Congreso que decrete un régimen de excepción en momentos en los que el país enfrenta una escalada de asesinatos desde el viernes atribuida a las pandillas.

Publicidad

"Solicito a la @AsambleaSV (Asamblea Legislativa) decretar hoy mismo REGIMEN DE EXCEPCION, de acuerdo al artículo 29 de la Constitución de la República", publicó el mandatario en Twitter.

En noviembre de 2021, el país también registró un alza repentina de los homicidios que dejó más de 40 asesinatos en tres días.

En esos días, el presidente Bukele se pronunció sobre señalamientos de que la repentina alza y baja de los asesinatos de esos días estaba relacionada con una supuesta fractura de una "tregua" con las pandillas.

Bukele, sin entrar en detalles ni aportar pruebas, atribuyó anteriormente dicha alza de los homicidios a “fuerzas oscuras que están trabajando para que volvamos al pasado” y aseguró que “este Gobierno no lo va a permitir”.

En diciembre de 2021, el Departamento del Tesoro de EE.UU. sancionó a dos funcionarios del Gobierno de Bukele por supuestas “negociaciones secretas” con la MS13. (I)