DEBUcari es un emprendimiento japonés que alquila a personas gordas. Es una agencia de talentos con un amplio catálogo de hombres y mujeres que ofrecen su compañía para diversas actividades como ir a restaurantes, al cine, entre otras.

El requisito para formar parte de la empresa es pesar más de 100 kilos y pagar 5.500 yenes por la cuota de inscripción (cerca de 50 dólares).

Según la página web: “Incluso antes del lanzamiento ya se habían registrado 45 personas gordas”. La empresa tiene un catálogo de sus trabajadores. Cada uno de ellos tiene una descripción y sus intereses.

Antes de concretar el servicio y la reserva de la persona, la empresa advierte que “si su propósito es inapropiado, le será pedido que se retire incluso durante las negociaciones”.

Tras la elección se acuerda el pago de 2.000 yenes la hora (alrededor de 18 dólares) por un servicio personalizado.

Origen

Según consta en la página web del emprendimiento, su creación se remonta a 2016. El creador, quien se hace llamar Mr. Bliss, lanzó una línea de ropa y le fue difícil encontrar un modelo. Por ello decidió crear una agencia de talentos que tuviera las características que él buscaba.

La alimentación en este país es muy saludable por lo que no es habitual ver por la calle a personas con sobrepeso. Por eso, desde DEBUcari pusieron en marcha una campaña para buscar a personas con kilos de más que quisieran formar parte de su catálogo. DEBUcari está disponible en varias ciudades de Japón.

Entre sus trabajos está promocionar indumentarias de tallas grandes o publicidad para planes que prometen perder peso y también “levantarle el autoestima a clientes” obesos que los contratan para sentirse mejor. (E)