El Kremlin consideró esté jueves “imperdonable” que llame “criminal de guerra” al presidente ruso, Vladímir Putin, el presidente de EE. UU., Joe Biden, un país que lanzó la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial.

"Nuestro presidente es un mandatario internacional, sabio, perspicaz, culto y líder de la Federación Rusa. Dichas declaraciones del señor Biden son absolutamente inadmisibles, inaceptables e imperdonables", dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, en rueda de prensa telefónica.

Peskov agregó: "Y, lo más importante: no tiene derecho a hacerlas el jefe de un Estado que bombardeó gente por todo el mundo y durante muchos años".

Un país que "lanzó una bomba atómica sobre un país que ya había sido derrotado, por lo que no tenía ningún sentido. Me refiero a Hiroshima y Nagasaki".

Publicidad

"El presidente de dicho país no tiene derecho a (pronunciar) esas palabras. Es nuestro absoluto convencimiento", dijo.

Biden llamó este miércoles "criminal de guerra" a Putin por sus tácticas militares "bárbaras" durante la "operación militar especial" en Ucrania.

"Él es un criminal de guerra", dijo Biden en respuesta a la pregunta de una periodista durante un acto en la Casa Blanca.

Poco después de las declaraciones de Biden, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que el presidente "estaba hablando desde el corazón y en relación a lo que ha visto por la televisión".

Publicidad

"Y eso son acciones bárbaras de un dictador brutal durante su invasión de un país extranjero", añadió Psaki durante su rueda de prensa diaria.

La portavoz matizó que por ahora el Departamento de Estado no ha hecho una declaración formal que acuse a Rusia de haber cometido crímenes de guerra, y que la revisión “legal” sobre ese tema “sigue en curso”. (I)