Cabo Verde extraditó este sábado a Estados Unidos al empresario colombiano Álex Saab, presunto testaferro del presidente venezolano, Nicolás Maduro, confirmaron fuentes del Gobierno caboverdiano.

Las fuentes señalaron que Saab, que llevaba detenido en Cabo Verde desde junio de 2020, abandonó el país a bordo de un avión en rumbo a Estados Unidos.

La prensa colombiana confirmó que un avión del Departamento de Justicia salió rumbo a Miami con Saab, quien antes fue presentado ante un juez.

El diario colombiano El Tiempo informó esta tarde que el empresario era trasladado en una aeronave Gulfstream G550 de matrícula N 708 JH.

Publicidad

Antes de su extradición, Saab pidió el cumplimiento de una orden judicial que permitía a su familia visitarle en Cabo Verde.

El Tribunal de Apelaciones de Barlovento, situado en la isla caboverdiana de San Vicente, “ha dictaminado que mi familia puede permanecer conmigo mientras estoy bajo arresto domiciliario restrictivo, por lo que no puede haber excusa para el retraso en la expedición del visado de mi familia”, afirmó Saab en una carta divulgada por sus abogados y dirigida al pueblo de Cabo Verde.

Tribunal de Cabo Verde aprobó la extradición de Álex Saab a Estados Unidos

“En el caso del visado para mi familia, el Gobierno de Cabo Verde afirma que su presencia en el país ‘ejerce una presión indebida sobre el sistema legal’, mientras que la Policía habla de ‘preocupaciones de seguridad’”, alegó el empresario.

El empresario fue detenido el 12 de junio de 2020 cuando su avión hizo escala para repostar en el Aeropuerto Internacional Amilcar Cabral de la isla de Sal, respondiendo así a una petición de EE. UU. cursada a través de Interpol, pero la defensa alega que esa alerta se emitió después del arresto.

Tras su detención, Venezuela aseguró que Saab es un ciudadano venezolano y un “agente” del Gobierno, que se hallaba “en tránsito” en Cabo Verde, por lo que sus abogados sostienen que “tenía derecho a la inviolabilidad personal como enviado especial de Venezuela”.

Investigación revela el engranaje de presuntas empresas de papel de Alex Saab, aliado de Nicolás Maduro

El nombre del empresario, de 49 años, apareció en los medios cuando la exfiscal venezolana Luisa Ortega Díaz lo acusó en 2017 de ser uno de los testaferros del presidente venezolano.

Publicidad

Saab, nacido en la ciudad colombiana de Barranquilla y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar alimentos y víveres con sobreprecios a la Administración de Nicolás Maduro.

El empresario y tres hijastros de Maduro se lucraron de estas operaciones con “cientos de millones de dólares”, según las autoridades estadounidenses.

Gobierno de Maduro reaccionó ante extradición

Tras conocerse la extradición, el Gobierno de Venezuela denunció el “secuestro” de Saab. “Venezuela denuncia el secuestro del diplomático venezolano Álex Saab, por parte del Gobierno de los Estados Unidos en complicidad con autoridades de Cabo Verde, quienes lo torturaron y mantuvieron prisionero arbitrariamente durante 491 días, sin orden de captura ni debido proceso”, dijo el Gobierno en un comunicado.

La Administración chavista acusó a Cabo Verde de violar las leyes y rechazó lo que consideró como una “grave violación de los derechos humanos” a Saab, quien, resaltó, está “investido como diplomático y representante de nuestro país ante el mundo”.

En cambio, la oposición de Venezuela celebró la extradición de Saab a EEUU. “No hay intocables. Tarde o temprano todos los que han saqueado a Venezuela y cometido delitos de lesa humanidad van a caer. La justicia siempre llega. Luego de un proceso largo y complejo es extraditado a EEUU Alex Saab, el mafioso mayor de Maduro, (su esposa) Cilia Flores y su entorno”, dijo el opositor Carlos Vecchio en su cuenta de Twitter. (I)