Rusia y Bielorrusia lanzaron este viernes importantes ejercicios militares, criticados especialmente por la vecina Polonia, en un contexto de tensiones entre Moscú y Occidente, con acusaciones recíprocas de maniobras hostiles.

Estos ejercicios bautizados “Zapad 2021” (Oeste-2021) se llevan a cabo en nueve bases militares rusas, cinco bielorrusas y en el mar Báltico.

“Unos 200.000 militares, mas de 80 aviones y helicópteros, 760 vehículos de guerra, de ellos 290 tanques (...) así como 15 barcos participan en estos ejercicios estratégicos” indicó el ministerio ruso de Defensa, que difundió imágenes de su flota en el Báltico.

Vladimir Putin, el zar de la era postsoviética

A principios de septiembre, el presidente polaco Andrzej Duda firmó un decreto sobre la introducción del estado de emergencia durante 30 días en la frontera con Bielorrusia, en previsión de estos ejercicios militares y por temor a un flujo masivo de migrantes.

Publicidad

Se trata del primer estado de emergencia en Polonia desde la caída del comunismo en 1989.

Presidente de Rusia, Vladimir Putin, advierte a Occidente por sanciones mientras notifica la expulsión de diplomáticos estadounidenses

Por su parte, el presidente ruso Vladimir Putin, al recibir en Moscú a su homólogo bielorruso Alexander Lukashenko, consideró que estos ejercicios eran sensatos, ya que la OTAN, su adversario estratégico, se había desplegado en Europa oriental.

Las maniobras Zapad-2021 “no van dirigidas contra nadie, pero que se efectúen es lógico cuando se ve que otras alianzas, la OTAN en particular, incrementan activamente su presencia militar en las fronteras de la Unión” ruso-bielorrusa, dijo. (I)