Documentos con información sensible sobre la guerra en Ucrania se filtraron del Pentágono este fin de semana, revelando las intenciones de Estados Unidos, Ucrania y otros países respecto a las ofensivas rusas.

Según The Washington Post, que analizó los documentos, el presidente de Egipto, Abdelfatah Al Sisi, habría ordenado enviar hasta 40.000 cohetes a Rusia. El texto se basa en una conversación de Al Sisi dando la instrucción el 1 de febrero, pero en secreto para ‘evitar problemas con ‘Occidente’.

El interlocutor del presidente de Egipto es una persona mencionada como Salah al-Din, quien debía informar a los trabajadores de la fábrica que los cohetes eran para el ejército de Egipto. El portal dice que Salah al-Din es probablemente Mohamed Salah al-Din, el ministro de estado para la producción militar en el país africano.

Publicidad

El documento también menciona que Salah al-Din “ordenaría a su gente trabajar por turnos si fuera necesario, porque era lo menos que Egipto podía hacer para pagarle a Rusia por una ayuda no especificada en el pasado”.

El mandatario, además, sugirió vender materiales a China para producir más Sakr 45, el cohete de 122 mm fabricado por Egipto.

The Washington Post consultó con Egipto sobre la veracidad de los documentos, y el portavoz de la Cancillería dijo que “la posición de Egipto desde el principio se basa en no involucrarse en esta crisis y mantenerse equidistante de ambos bandos, al tiempo de reafirmar el apoyo de Egipto a la Carta de la ONU y el derecho internacional en las resoluciones de la Asamblea General de la ONU”.

Publicidad

Dmitri Peskov, el portavoz de la presidencia rusa, negó la implicación de los documentos filtrados. “Parece un bulo, como los que proliferan hoy día. Hay que verlo así”, expresó en una rueda de prensa. (I)