Las autoridades croatas han informado hoy de que el dron de fabricación soviética que se estrelló el jueves por la noche en Zagreb partió de Ucrania y sobrevoló Rumanía, Hungría y Croacia, países de la UE y de la OTAN, sin que fuera interceptado.

"Esto es también asunto de la comandancia conjunta de la OTAN en Torrejón, España, que debería recibir todos los datos enseguida y reaccionar. Sin embargo, no ocurrió nada", dijo el presidente de Croacia, Zoran Milanovic.

El jefe del Estado criticó que “una aeronave de seis toneladas, del tamaño de un avión militar, estalló en el centro de Zagreb, sobrevolando todo el espacio desde Ucrania sin que nadie reaccionara”.

Publicidad

Milanovic indicó que la aeronave, que se estrelló sin causar víctimas, voló durante siete minutos por el espacio aéreo croata, donde penetró a las 22.55 (21.55 GMT). Previamente había sobrevolado Hungría durante otros 40 minutos.

Además, el primer ministro de Croacia, Andrej Plenkovic, declaró que su homólogo húngaro, Viktor Orbán, le indicó que la aeronave entró en territorio de Hungría procedente a su vez de Rumanía.

Dron soviético

Sobre el origen de la aeronave, Milanovic dijo que por ahora sólo se sabe que es un dron de reconocimiento que llegó muy probablemente desde la dirección de Ucrania.

Publicidad

Markijan Lubkjivski, asesor del ministro de Defensa de Ucrania, rechazó en declaraciones al diario croata Jutarnji list que la aeronave fuera ucraniana.

El aparato es un dron de fabricaron soviética, aunque no se sabe aún a qué país pertenece, señaló por su parte Robert Hranj, jefe del Estado Mayor croata.

Publicidad

Un experto en aviación militar había identificado previamente la aeronave como un avión no tripulado de reconocimiento Tu-141 Struzh, de fabricación soviética, usado en las décadas de 1970 y 1980. (I)