Ya son dieciocho los niños y una de sus maestras que fueron asesinados en una escuela primaria de Texas por un hombre armado de 18 años que luego fue asesinado a tiros por la policía.

Previamente, el gobernador Greg Abbott confirmó que 14 estudiantes de la escuela primaria Robb y un maestro fueron asesinados por Salvador Ramos, estudiante de la escuela secundaria Uvalde (Texas, EE.UU.), a unas 83 millas (133 kilómetros) de San Antonio.

El agresor “disparó y mató, de manera horrible e incomprensible, a 14 estudiantes y mató a un maestro”, dijo Abbott en rueda de prensa. La cifra de víctimas mortales, para esta noche ya subió a 18.

Precisó que el atacante, identificado como el adolescente local Salvador Ramos, también había “fallecido”, y agregó que “se cree que los agentes que respondieron lo mataron”,.

Publicidad

Ramos le disparó a su abuela antes de dirigirse a la escuela y participó en un tiroteo con agentes de la patrulla fronteriza antes de atrincherarse dentro de los edificios de la escuela.

El centro sanitario Uvalde Memorial Hospital dijo en un comunicado en Facebook que los heridos en estado crítico llegaron en ambulancias o autobuses, mientras que las dos primeras víctimas mortales ya habían fallecido a su llegada al hospital.

De acuerdo a primeras informaciones, un hombre armado supuestamente abrió fuego en una escuela primaria después de intercambiar disparos con agentes de la patrulla fronteriza y se atrincheró en la escuela, lo que provocó el cierre del campus y de todas las demás escuelas del distrito. (I)