El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, denunció este viernes la política “tiránica, imperial y terrorista” de Estados Unidos y afirmó que la Cumbre de las Américas dejó de ser un “arma útil” para aplicar su Doctrina Monroe.

“Están viviendo un momento de esquizofrenia y no se dan cuenta de que eso ya no es posible” porque “en el mundo ya no existe espacio para el hegemonismo”, sostuvo el gobernante nicaragüense durante la XXI Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), en La Habana.

En una extensa intervención realizada de manera virtual, Ortega consideró que Estados Unidos no ha renunciado a la Doctrina Monroe, una política con la que han realizado “agresiones de todo tipo, invasiones, guerras, derrocamientos de gobierno y bloqueos”.

Entre otros ejemplos, el mandatario nicaragüense citó el embargo económico que Washington mantiene contra Cuba, al que calificó de “infame, cobarde terrorista, un crimen de lesa humanidad por más de 60 años, violando los derechos humanos de un pueblo”.

Publicidad

Ortega resaltó los mecanismos de integración y cooperación surgidos en los últimos tiempos como Petrocaribe, la ALBA y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños (Celac), con proyectos para ayudar a las naciones más empobrecidas de la región.

Aseguró que bajo el impulso de la ALBA se logró hacer realidad Celac, “por lo tanto no hace falta la Cumbre de las Américas que es la cumbre del imperio, donde convocaba a países de su patio trasero y excluía a los que habían elegido su propio camino como Cuba”.

Fotografía oficial de los asistentes entre los que se encuentran los presidentes de Cuba, Miguel Diaz-Canel (c), de Venezuela, Nicolás Maduro (c-i), y de Bolivia, Luis Arce (c-d), el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, posan para la fotografía oficial hoy, en la XXI Cumbre de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA), en La Habana (Cuba). EFE/Ernesto Mastrascusa Foto: Ernesto Mastrascusa

La Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del ALBA es celebrada diez días antes de la Cumbre de las Américas, que tendrá lugar del 6 al 10 de junio en Los Ángeles, Estados Unidos.

A menos de dos semanas de la cita, EE.UU. no ha publicado aún la lista definitiva de participantes, pero ha confirmado que no contará con Venezuela ni con Nicaragua. No ha aclarado qué hará finalmente con Cuba, aunque el presidente del país caribeño, Miguel Diaz-Canel, dijo que no acudiría a la cita en Los Ángeles “en ningún caso”.

Publicidad

La cumbre de la ALBA, anunciada de manera sorpresiva el martes, forma parte de la respuesta regional a la decisión de Washington que ha suscitado por críticas en varios países del hemisferio.

Este foro de integración, creado en 2004 por Fidel Castro (Cuba) y Hugo Chávez (Venezuela), celebra habitualmente sus cumbres de líderes a finales de año. La anterior tuvo lugar en diciembre de 2021, también en La Habana.

El bloque está integrado por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, y Venezuela, y dos invitados especiales (Haití y Surinam). (I)